18 de octubre de 2020
18.10.2020
La Nueva España

Huyen tras estrellar un coche eléctrico de alquiler en Candás de madrugada

Los ocupantes del vehículo abandonaron el lugar del siniestro, en el paseo marítimo candasín, después de golpear a otro turismo

17.10.2020 | 23:55
Estado en el que quedó el coche eléctrico de alquiler.

Los ocupantes de un vehículo de la empresa Guppy -que ofrece coches eléctricos para alquilar a través de una aplicación móvil- tuvieron un accidente hacia las tres de la madrugada de ayer en el paseo marítimo de Candás. El vehículo, un Renault Zoe, hizo un zigzagueo en su rumbo, como atestiguan las marcas en el pavimento, antes de chocar contra un Dacia Dokker y acabar empotrado en la valla del paseo marítimo de Candás, a pocos metros del camping de Perlora, a la altura del pedrero del Conexal. En concreto, según puntualizan desde la Guardia Civil, ocurrió en el kilómetro 5 de la AS-388.

Los pasajeros del vehículo alquilado, el Renault Zoe, abandonaron el lugar de los hechos por causas que se desconocen, ya que cuando llegó una patrulla de la Guardia Civil del puesto de Gijón no se encontraban allí. Ahora, el equipo de atestados de Tráfico se encargará de esclarecer el asunto y saber, al menos, quién era el conductor del vehículo en el momento del accidente.

La alcaldesa de Carreño, Amelia Fernández, comentó respecto a los daños que presentaba la valla del paseo marítimo -donde ayer estaba la zona acordonada- que desde el Ayuntamiento están pendientes de reclamar daños al causante de este siniestro. Afortunadamente, los perjuicios son materiales, ya que ninguno de los ocupantes de los vehículos implicados en el accidente tuvo lesiones graves, según parece.

Desde la empresa arrendataria del vehículo implicado en el accidente, Guppy, afirman que "tenemos información de quién alquiló el vehículo, pero también trazamos toda la información del vehículo sobre, por ejemplo, a qué velocidad iba en cada momento", explica Pablo Campos-Ansó, responsable de la firma. Fuentes de la empresa aseguran que colaborarán al máximo con las autoridades para esclarecer cuanto antes este incidente. "Es una pena que por una circunstancia así se manche un proyecto de movilidad sostenible y eficiente como este", añade Campos-Ansó. Y concreta que, en el caso de que el conductor del Renault Zoe hubiese cometido algún tipo de infracción al volante, "esto tiene consecuencias. Esas personas suelen quedar deshabilitadas para coger de nuevo uno de nuestros coches". Desde la empresa indican que el vehículo quedó en estado de siniestro total y se muestran aliviados de que no hubiese que lamentar daños personales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído