Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un ahogamiento, principal hipótesis sobre la muerte del desaparecido en Muros

“Era una gran persona y ejemplo de profesionalidad y entrega”, dice de Juan Manuel Vega la presidenta del Puerto de Huelva, donde trabajaba

Agentes de la Guardia Civil sacando de la playa de Los Quebrantos el pasado sábado el cuerpo sin vida de Juan  Manuel Vega. | Ricardo Solís

Agentes de la Guardia Civil sacando de la playa de Los Quebrantos el pasado sábado el cuerpo sin vida de Juan Manuel Vega. | Ricardo Solís

Juan Manuel Vega Granda, el vecino de 59 años que desapareció el pasado día 29 de diciembre en Muros de Nalón, podría haber muerto ahogado. Esa es la principal hipótesis que barajan los investigadores, tras hallar el sábado –doce días después de perderle la pista– su cuerpo en la playa de Los Quebrantos, en San Juan de la Arena (Soto del Barco). Manolo, como así era conocido por familiares y amigos, apareció a pocos metros de donde se le vio por última vez: el espigón de San Esteban. El cadáver no tenía daños, por lo que se descarta la muerte violenta.

Aunque se continuará con la identificación del cuerpo haciéndole un análisis dactilar, la Guardia Civil confirmó ayer que se trataba de Manuel Vega, como ya el sábado reconocieron los propios familiares. Su identidad pudo corroborarse a través de una prueba dental. El cadáver se encontraba ayer en el Instituto de Medicina Legal de Oviedo, donde se le practicó la autopsia. Los resultados definitivos, no obstante, no trascenderán por la ley de Protección de Datos, según indicaron fuentes judiciales. Aun así, lo más probable es que Manolo hubiese perdido la vida en el mar, tras ahogarse.

Juan Manuel Vega era director comercial del Puerto de Huelva, donde residía desde hacía años. Era, además, capitán de la Marina mercante y buceador, por lo que tenía un gran conocimiento del mar. Por causas que se investigan, desapareció cuando paseaba junto al Cantábrico y acabó en el mar justo cuando estaba embravecido a consecuencia de la borrasca “Bella”. El día de su desaparición, Manolo desayunó en una cafetería de San Esteban, donde tiene casa y estaba pasando las vacaciones de Navidad, y sobre las once de la mañana inició su paseo por el litoral. Aunque frecuentaba la senda costera que une San Esteban con Muros de Nalón, su familia no sabe a ciencia cierta hacia dónde se dirigió. Lo poco que se sabe, según el relato de algunos vecinos, es que fue visto por última vez en la marina seca de San Esteban.

Desde su desaparición el pasado 29 de diciembre, un amplio operativo de búsqueda estuvo funcionando sin descanso hasta el triste hallazgo de su cadáver el sábado. En total, más de 200 personas se sumaron al dispositivo, un gesto que la familia de Juan Manuel Vega agradeció por escrito con estas palabras: “Sin la colaboración e implicación de todos vosotros no hubiésemos soportado esta terrible pena”. “Gracias por las mojaduras, el frío, la comprensión, la ilusión, la solidaridad, la empatía, el amor, la ternura... que habéis demostrado. En un momento así, saber el tipo de personas que te rodean te ayuda a no desfallecer”, manifestaron.

Pese a que durante la búsqueda, tanto profesionales de diferentes cuerpos –Guardia Civil, Policía Local, Salvamento Marítimo y Bomberos– como voluntarios peinaron, por tierra y mar, el concejo de Muros de Nalón y sus alrededores, es posible que el cuerpo de Manuel Vega nunca se moviese de sitio. Como ocurrió en otras desapariciones, probablemente el cadáver permaneció en el fondo del mar hasta que, pasados los días, salió a flote al comenzar a hincharse. La fuerza de la borrasca “Filomena” ayudó también a su hallazgo en Los Quebrantos.

Juan Manuel Vega Granda era miembro de una familia muy numerosa, de la que forma parte el futbolista del Sporting Pedro Díaz Fanjul –su sobrino–. En Huelva, donde era director comercial del Puerto, el asturiano era muy conocido y tanto el sábado como ayer no pararon de sucederse los pésames. La presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, Pilar Miranda, afirmó estar “consternada” por el “trágico fallecimiento” de su compañero y amigo Manolo, “una gran persona, ejemplo de profesionalidad y entrega, al que recordaremos siempre”. “Quisiera enviar a su familia y a amigos todo nuestro ánimo y cariño en estos duros momentos”, añadió. También el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, transmitió, a través de las redes sociales, su “más sentido pésame” a la familia de Vega tras la “triste noticia” de su fallecimiento.

Compartir el artículo

stats