Los vecinos de Aldán (Pontevedra) están preocupados por la presencia en la parroquia de una mujer que entra en sus casas de noche, no con ánimo intimidatorio, de momento, pero que no se corta en aprovechar que los moradores de sus casas están durmiendo para poner una lavadora con su ropa o para asearse en la ducha.

Hay vecinos que la tienen controlada perfectamente, incluso hay videos de ella. Pero lo más asombroso es que sube a su facebook, que lo tiene, alguna de sus “hazañas” con la señal de victoria incluida.

La última “ movida” que cuentan como más sonada fue la que entró en una peluquería de la zona para arreglarse el pelo y dejó la cuenta pendiente para que la pagara Cáritas Cangas. Si es verdad que con esta organización había tenido algún tipo de contacto.

Varias denuncias

La Policía Local también la tiene controlada. Sabe incluso su nombre, que responde a las iniciales de A.D.C, es vecina de A Coruña y nació en el año 1988. En varias ocasiones la Policía abrió diligencias contra ella. En un par de ocasiones fue porque iba sin mascarilla, también por enfrentarse a los agentes del orden y por el hurto de un bolso.

La Policía Local de Cangas se puso en contacto con su familia y ahora mismo se está realizando un informe por parte de Servicios Sociales con la intención de buscar una solución, que según el jefe de la Policía Local, Alberto Agulla, pasa por que un juez decida su internamiento.

Según comentan los vecinos, estuvo ya en un hospital en Vigo, pero regresó muy pronto. La Policía Local también sabe que sus compañeros de Vigo también se tropezaron con ella en la zona del puerto, también por tener enfrentamientos con los agentes. Con todo lo cómica que puedan parecer algunas situaciones protagonizadas por A.D.C, los vecinos se sienten inseguros.

Peligro

A nadie le gusta encontrarse de noche con una desconocida en su ducha o poniendo una lavadora. Vive en uno de los chalés que se dejaron de construir en la recta de Aldán, aunque al principio la Policía Local pensaba que lo hacía en una tienda de campaña en el castillo del denominado Bosque Encantado.

El jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla, se comprometió a realizar más patrullas por la zona de Aldán. La propia Guardia Civil de Cangas también conoce a esta mujer que deambula por la parroquia desde hace meses, con una cuenta en facebook a la que sube muchas de sus actuaciones y por la que la conocen también los vecinos de Aldán, que ya están hartos de toda situación, que consideran que puede ser peligrosa.