Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación

Libertad para una pareja de Elda que grabó a 83 clientas desnudas en su centro estético

Empleaban un bolígrafo espía y una cámara oculta en el techo - La mujer está acusada de abuso sexual por hacer tocamientos a las usuarias

Un vehículo de la Policía Nacional

Un vehículo de la Policía Nacional

El Juzgado de Instrucción Número 2 de Elda, en Alicante, ha dejado en libertado provisional a un matrimonio que regentaba un centro estético en la ciudad y que, presuntamente, abusó sexualmente de sus clientas al grabarlas desnudas y realizarle tocamientos mientras recibían el tratamiento de depilación que habían contratado.

El hombre está investigado por un delito de tenencia de pornografía infantil, por el que ya fue detenido hace dos años y quedó en libertad con cargos, y por otro delito contra la intimidad en relación a este último caso. Por su parte su esposa, que era la que trabajaba en el centro de fotodepilación, está investigada por un delito contra la intimidad y por presuntos abusos sexuales al masajear los genitales de algunas usuarias -entre ellas menores- llegando incluso al acceso carnal con la excusa de que era una práctica normal para realizar el tratamiento.

De momento la Policía Nacional ha identificado a 83 víctimas y al matrimonio también se le imputan los delitos de descubrimiento y revelación de secretos así como producción de pornografía infantil. La investigación policial se ha desarrollado durante varios meses gracias a la cooperación internacional en la lucha contra la explotación sexual de menores a través de las tecnologías de la información y la comunicación. De este modo, desde la Embajada de Estados Unidos en Madrid, se informó a los policías sobre la existencia de conexiones en España desde las que se estarían distribuyendo contenidos con material de pornografía infantil a través de Internet. Según estos datos, un usuario subió a una plataforma varios archivos en los que aparecían menores de edad que estaban siendo víctimas de abusos sexuales. Una vez identificada la titularidad de las conexiones, los agentes llevaron a cabo la entrada y registro del domicilio del investigado en Elda, encontrando gran cantidad de archivos relativos a la explotación sexual de menores. Pero, además, hallaron tres discos duros con grabaciones con cámara oculta, principalmente de mujeres y adolescentes que acudían a la clínica estética para depilarse. Todo esto motivó el arresto del matrimonio hace dos años por un delito contra la intimidad y revelación de secretos.

500 grabaciones

Una vez que los agentes han terminado de realizar un análisis detallado de las más de 500 grabaciones de unas cinco horas de duración cada una, se ha vuelto a arrestar a la pareja para imputarle el presunto delito de abusos sexuales. Los detenidos disponían de varias cámaras ocultas colocadas en la habitación del establecimiento para realizar dos tipos de grabaciones. En primer lugar con visión cenital, al colocar una cámara de vídeo oculta en una rejilla de ventilación ubicada en el techo de la sala de la clínica, y, por otro lado, con visión frontal en detalle de los genitales de las víctimas. Para ello utilizaban un "bolígrafo cámara espía" que situaban lo más próximo posible sobre la camilla donde se tumbaban las clientas. Por eso la mayoría de los archivos son vídeos de mujeres y adolescentes desnudas de cintura para abajo realizándose la depilación en la zona genital.

Los investigadores han localizado grabaciones desde el año 2012, cuando la mujer empezó a trabajar en el centro estético ubicado en un local de la calle Antonio Vera, y también de otras clientas que siguieron siendo atendidas en su domicilio cuando la clínica propiedad de una franquicia cerró en 2016. A los arrestados se les imputan los presuntos delitos de abuso sexual; producción, distribución y tenencia de material de abuso sexual; producción, distribución y tenencia de material de abuso sexual infantil y descubrimiento y revelación de secretos. Tras ser detenidos en febrero y puestos a disposición judicial, ambos quedaron en libertad con cargos el mismo día a la espera de ser citados para el juicio.

Varias afectadas se personan como acusación particular

La noticia ha tenido una gran repercusión en Elda. Muchas mujeres -y también hombres- solicitaban este lunes a las autoridades que hagan público el nombre de la clínica estética para comprobar si han podido ser víctimas. Además, varias afectadas, que prefieren mantenerse en el anonimato, se han personado como acusación particular tras ser citadas por la Policía Nacional para identificarse en los vídeos.

Compartir el artículo

stats