Agentes de la Policía Nacional han detenido en Jerez de la Frontera (Cádiz) a un hombre de 55 años de edad como presunto autor de un delito de resistencia, atentado contra agente de la autoridad y delito contra la seguridad vial. El detenido entró en un Centro de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud con una actitud desafiante y agresiva reiterada hacia el personal sanitario y resto de usuarios del servicio.

Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, los hechos ocurrieron el viernes 21 cuando los agentes acudieron al centro médico a requerimiento de los sanitarios debido a que un hombre había irrumpido con maneras agresivas y violentas, dirigiendo amenazas e insultos al personal sanitario y contra al vigilante de seguridad.

En presencia de los policías, el hombre continuó con su actitud violenta, alterando el orden y el normal funcionamiento del centro de salud, aún cuando se le requirió en numerosas ocasiones para que depusiera su actitud, continuó de forma obstinada produciendo fuertes gritos, aspavientos e insultos y amenazas contra todos los presentes, causando la alerta y el temor entre el resto de usuarios.

Los agentes, con el apoyo del vigilante de seguridad, lograron que el individuo saliera del recinto sanitario y una vez en el exterior del edificio, emprendió la carrera de forma sorpresiva y se tendió boca arriba con brazos y piernas extendidos en medio de un carril de la Avenida Puertas del Sur.

Todo ello obligó a varios conductores a frenar bruscamente y quedar totalmente detenidos para no atropellar al varón que, fuera de sí, braceaba moviendo al unísono brazos y piernas mientras continuaba tumbado, ocupando a la vez parte de los dos carriles de circulación en la misma dirección de la avenida.

Así, los policías tuvieron que levantarlo a pulso de la calzada mientras ejercía fuerte resistencia, poniendo en riesgo su propia integridad física, y conducirlo hasta la zona de acerado, donde continuó con su actitud, dirigiendo improperios e insultos a todos los presentes. Tras agotar todas las vías posibles de diálogo los agentes procedieron a su detención como presunto responsable de un delito de resistencia, atentado contra agente de la autoridad y delito contra la seguridad vial.