DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenida una francesa que huyó con su hija tras denunciar abusos sexuales del padre en Mallorca

La Policía Nacional la localizó en Cala Pi tras recibir una Orden Europea de Detención emitida por la justicia de su país La mujer se escapó con la menor en 2019, al negarse a que pasara quince días de vacaciones con su progenitor

La prófuga francesa fue localizada por agentes del grupo de Delincuencia Internacional

La prófuga francesa fue localizada por agentes del grupo de Delincuencia Internacional

La Policía Nacional arrestó la semana pasada en Cala Pi (Mallorca) a una francesa reclamada por la justicia de su país por huir con su hija de seis años después de denunciar presuntos abusos sexuales del padre a la menor. La mujer decidió escapar con la niña después de que un juez decretara que debía pasar quince días de vacaciones con su progenitor. Gladys Riffard, de 43 años, puso en marcha una campaña en Youtube y en Change.org para, en sus palabras, "proteger a mi hija de leyes injustas". Tras su fuga, un juzgado francés emitió una orden europea de detención. La mujer fue localizada y arrestada por la Policía, e ingresó en prisión a la espera de que la Audiencia Nacional decida si es extraditada. La niña no ha sido localizada.

Según informan fuentes policiales, la mujer, de 43 años, fue detenida el martes de la semana pasada, en cumplimiento de una Orden Europea de Detención (OEDE) emitida por las autoridades francesas. Según la requisitoria, Gladys Riffard está acusada de un delito de sustracción de menores, ya que se había escapado con su hija en 2019 contraviniendo el régimen de visitas del padre establecido por un juzgado francés. Desde entonces, tanto la madre como la niña han permanecido en paradero desconocido.

Tras recibir la orden europea de arresto, los agentes del Grupo de Delincuencia Internacional de la Policía de Palma llevaron a cabo una investigación que permitió localizar a la prófuga en la urbanización de Cala Pi, en el término municipal de Llucmajor.

La mujer fue arrestada en la calle e ingresó en prisión provisional a la espera de que la Audiencia Nacional decida si se procede a su extradición a Francia. La niña no estaba con ella y no ha sido localizada, aunque se presume que puede estar a cargo de algún familiar de la madre.

Gladys Riffard creó en 2018 la asociación Pour la Défence de nos enfants. También puso en marcha una campaña de recogida de firmas en change.org «para proteger a mi hija de leyes injustas» y publicó diferentes vídeos en Youtube en los que denunciaba su situación.

Según explicaba en estos vídeos, "la pesadilla comenzó en agosto de 2018, cuando mi hija, que tenía tres años y medio, me reveló que había sufrido abusos sexuales por parte de su padre durante unas vacaciones". Según la mujer, la pequeña también explicó en su escuela los abusos que sufrió. La madre añadía que en el año que siguió puso varias denuncias contra su marido por allanamiento de morada, amenazas y agresiones, y reclamó a la justicia que anulara el régimen de visitas del hombre a la niña.

En 2019, siempre según las declaraciones de la madre, un juez le ordenó que entregara a la pequeña a su padre para pasar con él quince días de vacaciones.

Fue entonces cuando la mujer decidió escaparse con la niña, y había estado en paradero desconocido desde entonces.

Compartir el artículo

stats