Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Querella

Un 'falso enfermero' ejerció sin titulación durante dos años en Valencia

El Colegio de Enfermería lanza una campaña sobre la colegiación ante el "aumento del intrusismo" durante la pandemia

Un enfermero vacunando en una imagen de archivo.

Un enfermero vacunando en una imagen de archivo.

El Colegio Oficial de Enfermería de Valencia (COEV) ha detectado, en una localidad de la comarca valenciana de La Safor, a un nuevo 'falso enfermero' que, presuntamente ejerció sin titulación durante los años 2020 y 2021.

La entidad presentó en enero una querella en un Juzgado de Instrucción contra un hombre por falsificación de documento público e intrusismo profesional. El supuesto "farsante" se habría hecho pasar por enfermero durante los años 2020 y 2021 sin estar en posesión de la titulación reglamentaria ni estar colegiado.

A este caso, recuerda la organización, hay que sumar dos anteriores (en una residencia y en una clínica de cirugía plástica y reparadora) que fueron descubiertos en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado hace solo unos meses.

En este contexto, el COEV ha puesto en marcha una campaña informativa, dirigida a todas las gerencias y direcciones de los departamentos de salud y a las diferentes instancias sanitarias públicas y privadas, con el fin de recordarles que la colegiación en España es obligatoria para todas los profesionales de Enfermería que quieran desarrollar sus funciones en el ámbito de la salud.

La acción se lanza después de que la organización colegial de Valencia detecte nuevos casos de personas que presuntamente pretenden trabajar en clínicas y residencias de mayores "sin contar con la titulación universitaria de Grado en Enfermería, aprovechando la necesidad de profesionales sanitarios que tiene el sistema de salud, como ha quedado patente durante los periodos más duros de la pandemia del coronavirus".

Valoración de heridas

El colectivo recuerda que, el pasado mes de mayo, el Juzgado de Instrucción número 11 de Valencia dio la razón al Colegio Oficial de Enfermería de Valencia y condenó a una mujer, por un delito de Intrusismo detallado en el artículo 403 del Código Penal que, sin disponer del título académico de diplomada o Grado de Enfermería ni estar colegiada, "durante los años 2019 y 2020 efectuaba de forma habitual trabajos como enfermera, ejerciendo los actos propios de tal profesión, tales como suturas, curas, valoración de heridas, desarrollando tal labor en diversas clínicas privadas de la Comunidad Valenciana", según consta en la sentencia judicial.

Situaciones que "fundamentan la necesidad de recordar que la colegiación obligatoria en Enfermería supone una decisión jurídica que adoptó el Tribunal Constitucional tras publicar en el Boletín Oficial del Estado su Sentencia 201/2013 de 5 de diciembre de 2013 y que dictó que todos los profesionales sanitarios, para ejercer, tienen que estar colegiados, independientemente de si trabajan en la sanidad pública o en la privada", según concreta la presidenta del Colegio de Enfermería de Valencia, Laura Almudéver.

"La enfermería ha sufrido un goteo constante de intrusismo profesional durante la pandemia Covid-19", advierte en un comunicado Laura Almudéver, quien alerta de que los servicios jurídicos del COEV "han detectado ya varios casos de personas que han utilizado los números de otros colegiados para optar a las plazas que se ofertaban en los centros clínicos o residenciales y con el objetivo de usurpar las funciones de los enfermeros valencianos".

Compartir el artículo

stats