Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pornografía

La acusación pide un año y medio de cárcel para el acusado de ver porno con su hijo

Suspendidas cautelarmente las visitas entre el padre y el menor hasta que salga la sentencia

Fachada de los Juzgados de Eivissa.

El juicio contra el hombre acusado de ver vídeos de contenido sexual junto a su hijo de 9 años, se celebró ayer en el juzgado número 2 de lo penal en Ibiza y quedó visto para sentencia. El hombre de 63 años y nacionalidad española, está acusado de un delito continuado de exhibición de material pornográfico a un menor de edad.

Casi cuatro horas duró el juicio en el que declaró la madre del menor implicado, el padre del acusado, los dos guardias civiles que realizaron el volcado del vídeo, el psicólogo forense, el psicólogo de la defensa y la psicóloga que actualmente trata al menor. Se han presentado las declaraciones que hizo inicialmente el menor para que no tuviera que volver a declarar y evitar así el correspondiente daño moral que supone para él, según informó la parte demandante.

Régimen de visitas

Por el momento, las visitas del menor con el padre están cautelarmente suspendidas con pretensiones, por parte de la demandante, de que esta suspensión «sea definitiva una vez se dicte la sentencia», y que sea un psicólogo quien aconseje la manera «más apropiada de que el niño recupere la relación con su padre, si se puede recuperar progresivamente».

La Fiscalía pide la pena de 24 meses de multa con una cuota diaria de 10 euros más costas, y 4.000 euros de indemnización por responsabilidad civil por el daño moral al menor por atentar contra su intimidad sexual. La demandante suma a esta petición, un año de prisión más seis meses por amenazas al menor y 6.000 euros por responsabilidad civil.

Cabe recordar que el acusado tenía establecido un régimen de visitas de dos días intersemanales más fines de semana con el menor. En varias ocasiones, desde el año 2018, durante estas vistas del menor a su casa, el hombre veía vídeos en su móvil de personas manteniendo sexo acompañado de su hijo.

El escrito de acusación señala que, en concreto, le mostró un vídeo en el que aparece un hombre desnudo sin piernas manteniendo sexo con una mujer también desnuda, tumbada en la cama. Al mismo tiempo, el hombre relataba al menor lo que iba viendo, a pesar de ser consciente de que esas imágenes podían influir negativamente en el desarrollo de la personalidad del menor.

Como consecuencia de esta experiencia, el menor presenta indicadores de afectación psicológica.

Compartir el artículo

stats