Suscríbete

Caso Abierto - La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

OPERACIÓN CASINO FANTAUXÍA

El capo de Mallorca dice que es inocente y acepta ser extraditado

"Las acusaciones son completamente infundadas y no tienen nada que ver con la verdad", asegura el abogado del supuesto mafioso, Bashkim Osmani

Bashkim Osmani, en una imagen tomada a finales de 2019 en Mallorca.

Bashkim Osmani asegura que es inocente y no se opone a su extradición a Mallorca. El presunto líder de la red mafiosa que traficaba con cocaína en toda Europa y blanqueaba los beneficios en la isla niega todos los cargos, según explicó este miércoles a Diario de Mallorca Matija Miloš, su abogado en Croacia, donde fue arrestado la semana pasada durante la operación policial. El letrado aseguró que Osmani, recluido en una prisión del país balcánico, "está muy bien" y "considera completamente infundadas" las acusaciones que pesan sobre él. Por eso, añade, espera ser trasladado a España "tan pronto como sea posible". Los trámites burocráticos para su extradición podrían demorarse todavía unos días.

Osmani, de origen albanokosovar pero con pasaporte croata, fue capturado el pasado día 15 en un hotel de su propiedad en la ciudad de Porec. Sobre él pesaba una orden internacional de arrestado dictada por el juzgado de instrucción número 2 de Palma, que lleva meses investigando sus actividades junto a la Guardia Civil y la Policía Nacional. Agentes de la Oficina para la Prevención del Crimen Organizado y la Corrupción (USKOK) de la Policía croata registraron el establecimiento y otros negocios vinculados al supuesto capo durante toda la jornada y se incautaron de 56.000 euros, dos pistolas y varios ordenadores y teléfonos.

"El señor Osmani afirma que no tiene absolutamente nada que ver con los actos de los que se le acusa", aseguró su abogado a este diario. "Cree con firmeza que las imputaciones son completamente infundadas y no tienen nada que ver con la verdad", agregó.

El supuesto líder de la organización criminal ingresó en la cárcel de la ciudad de Pula al día siguiente, donde aguarda su traslado a España. "Está muy bien. Como no tiene conexión con estas acusaciones, ha aceptado ser extraditado tan pronto como sea posible", afirmó el abogado, que no presentará ningún recurso de apelación en su país para impedir que Osmani sea conducido a Palma. Miloš mostró su confianza en que la extradición se produzca "en los próximos días".

Bashkim Osmani reside en Mallorca desde hace dos décadas. Tiene una imponente mansión en Camp de Mar (Andratx), donde fueron arrestados su mujer y su suegro durante la operación policial del pasado día 15, una de las mayores redadas contra el blanqueo de capitales en Balears. La redada acabó con 45 detenidos en varios países europeos. Osmani había viajado a Croacia, donde tiene buena parte de sus negocios tres días antes y pensaba regresar a la isla el día 20.

Los responsables de la Operación Casino Fantauxía le sitúan al frente de un gran entramado criminal dedicada al narcotráfico y el lavado de dinero. Según la investigación, la red introducía en Europa enormes cantidades de cocaína procedentes de Sudamérica. Parte de los beneficios se blanqueaban en Mallorca, principalmente con inversiones inmobiliarias, hoteles y restaurantes. Las pesquisas apuntan a que en la isla se lavaron más de 35 millones de euros, aunque la cantidad podría ser mucho mayor. La Policía y la Guardia Civil están analizando gran cantidad de documentos.

Compartir el artículo

stats