Suscríbete

Caso Abierto - La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dolor por la muerte de un vecino de Caravia de 65 años al volcar su coche en la rotonda de Coceña

Luciano Amalio Llera Covián iba de acompañante en el turismo que conducía el joven D. C. C., de 24 años, que acabó hospitalizado

El coche volcado, en el acceso a Coceña, de madrugada. | Sepa

Trágico amanecer en Colunga, donde la carretera se cobró la vida de un hombre tras un fatídico accidente de tráfico. La víctima, Luciano Amalio Llera Covián, tenía 65 años y residía en Caravia, núcleo cercano al lugar donde encontró la muerte, en la glorieta que da acceso al pueblo de Coceña desde la autovía del Cantábrico (A-8). El hombre iba de acompañante en el turismo que conducía D. C. C., un joven de 24 años que resultó herido.

Todo ocurrió de madrugada, pasada la una. El coche en el que ambos viajaban se salió de la carretera y volcó en la rotonda de acceso desde la autopista del Cantábrico (A-8) a la localidad de Coceña, en el concejo colungués, tal y como informó este viernes el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA).

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió a las 01:14 horas una llamada que alertaba de la presencia de un coche volcado con dos personas atrapadas en su interior. Tanto el herido, que conducía el turismo, como el fallecido, que viajaba de acompañante, tuvieron que ser excarcelados del interior del coche por Bomberos del SEPA, que se personaron el lugar nada más recibir el aviso del Centro de Coordinación. Tras estabilizar el turismo que quedó volcado lateralmente sobre el lado izquierdo, los bomberos cortaron el techo del coche y extrajeron a Luciano Amalio Llera para poder, posteriormente, acceder hasta el herido y excarcelarlo. El veinteañero fue atendido en el lugar por el equipo de la UVI móvil y posteriormente traslado al Hospital del Oriente, en Arriondas (Parres), para ser hospitalizado con pronóstico reservado.

El fallecido deja esposa y dos hijos. El funeral se celebra este mediodía en la iglesia de Caravia Alta donde residía.

Compartir el artículo

stats