Suscríbete

Caso Abierto - La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Guardia Civil evita el linchamiento de un hombre al que acusaban de pinchar a varias jóvenes en las fiestas de Candás

Decenas de personas increpaban al joven y difundían una foto en redes sociales sin que ningún indicio apunte a la comisión de un delito

Archivo - Un agente de la Guardia Civil (archivo) GUARDIA CIVIL - Archivo

Varias patrullas de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón intervinieron ayer de madrugada en un altercado que tuvo lugar durante las fiestas de Candás. Al parecer los agentes tuvieron que auxiliar a un hombre al que se acusaba de haber "pinchado" a varias adolescentes para abusar sexualmente de ellas bajo el método de la sumisión química. Fuentes cercanas a la investigación del caso relataron esta mañana a este periódico que cuando los funcionarios del orden se acercaron al hombre estaba completamente "acorralado" por decenas de personas que le increpaban.

Los agentes disolvieron el altercado y procedieron a interrogar al hombre. Sin tener pruebas contra él se le dejó marchar. Pero la cosa no acabó ahí. Durante las últimas horas decenas de personas han compartido en redes sociales varias fotos precisamente de ese hombre al que se acusa de tratar de someter con burundanga a las adolescentes que asistían a los conciertos celebrados anoche en Candás. Quienes comparten la imagen en redes sociales y por Whastapp lo hacen aseguran que los agentes no han hecho nada para tratar de frenar al supuesto delincuente.

Por el momento la Guardia Civil no ha aclarado si anoche se produjo algún "pinchazo" de este tipo en Candás. Al parecer solo una joven habría relatado haber sentido algo similar sin que por el momento haya trascendido si ha interpuesto denuncia. En las próximas horas no se descarta, no obstante, que las víctimas puedan iniciar procesos judiciales.

Varios de los artistas que actuaron ayer en Candás utilizaron también las redes sociales para lamentar los hechos supuestamente ocurridos durante los directos asegurando que se habían dado casos de sumisión química y denunciando los hechos públicamente.

La cantante Belén Aguilera, que relató en redes lo ocurrido, ha enviado un nuevo mensaje para decir que "al final fue un bulo". Dice haber pedido los informes toxicológicos y dice que "no hubo pinchazos ayer". Aclara que no compartió su experiencia con un "fin sensacionalista" sino que trataba de ayudar y proteger a otras chicas de posibles agresiones. "Sigo manteniendo que debemos cuidarnos lo máximo posible", dice en su publicación, aunque reconoce haber actuado de "manera compulsiva" ante una información que finalmente era falsa.

Pinchazo en Gijón

La Policía Nacional ha abierto una investigación tras recibir la denuncia de una gijonesa, menor de edad, que ha sido víctima de un caso de sumisión química. Los agentes tratan de confirmar cómo se produje el ataque, que ocurrió en la madrugada del sábado al domingo en las fiestas del barrio de Montevil, según confirman fuentes de la comisaría de El Natahoyo. La denuncia fue presentada el domingo, 31 de julio.

La persona afectada fue trasladada al Hospital de Cabueñes, donde se confirmó que presentaba restos de MDMA en el organismo. Se está recuperando de lo ocurrido, pero ya ha puesto en conocimiento de la Policía Nacional todo lo que recuerda de esa madrugada.

Compartir el artículo

stats