Suscríbete Caso Abierto - La Nueva España

Caso Abierto - La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigación en marcha

El asesino de Empuriabrava, en Girona, ejecutó a la mujer mientras dormía

El juzgado de instrucción número 1 de Figueres envía a prisión preventiva al sospechoso, un alemán de unos 50 años | El hombre llevaba dos días vagabundeando por la zona y no ha aclarado por qué mató a la víctima

Detención de un hombre por el presunto asesinato de una mujer en Empuriabrava. EFE

El juzgado de instrucción 1 de Figueres ha decretado prisión preventiva contra el hombre arrestado por el asesinato de una mujer en Empuriabrava (Alt Empordà). Según la investigación de los Mossos d'Esquadra, el sospechoso, un individuo de nacionalidad alemana que había viajado a España para hacer el camino de Santiago, llevaba solo un par de días vagabundeando por la localidad. En su declaración, ha relatado que entró en el domicilio en el que acabó matando a sangre fría a la víctima después de merodear por la zona durante algunas horas.

La víctima, una mujer también de nacionalidad alemana, se encontraba sola, durmiendo en la planta superior de la vivienda, con acceso a uno de los canales marinos de Empuriabrava. El marido había salido a comer con una amiga. Sobre las dos del mediodía, el sospechoso se coló en el domicilio, cogió un cojín, subió hasta la habitación en la que descansaba la mujer, colocó el cojín sobre su cabeza para silenciar el disparo, y apretó el gatillo.

Después de una ejecución, para la que no ha dado ninguna explicación lógica en sede judicial, cogió las llaves de una autocaravana propiedad de la víctima y del marido de esta, y se dio a la fuga. No consta que existiera ningún problema previo entre la víctima y el agresor. Ni tampoco que se conocieran.

Al rato llegó el marido al domicilio y descubrió que su mujer había asesinada. Se dio cuenta también de que le habían robado la autocaravana. Como se trataba de un vehículo con GPS, facilitó a los Mossos d'Esquadra la ruta que estaba siguiendo el sospechoso. Agentes de la Policía Nacional, alertados por los Mossos, interceptaron el vehículo a su paso por Portbou. Por esa localidad, el sospechoso pretendía cruzar la frontera y huir de suelo español.

En el registro de la autocaravana, los agentes hallaron una pistola parabellum de 9 mm que sería el arma del crimen. El hombre ha declarado que estuvo en el ejército, que se había separado de su familia y que esa pistola la había tomado prestada a su hermano.

Tras pasar el fin de semana bajo arresto policial, este lunes ha pasado a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Figueres, que tras tomarle una declaración que no ha permitido aclarar por qué mató a la mujer, ha ordenado que ingrese en prisión a petición del fiscal Enrique Barata.

Compartir el artículo

stats