El cuerpo sin vida del vecino cangués M. Rakicevic De 59 años apareció esta mañana en el río Sella a unos metros del puente romano, sobrepasando el puente por el que discurre la N-625 y a la altura del parque de la casa Riera. El cuerpo fue avistado por un vecino en torno a las 09.15 horas y de inmediato se dió aviso a la Guardia Civil. Se trata de un vecino conocido popularmente como "Rakas" de origen serbio, aunque nacionalizado español, que llegó a Cangas de Onís a principios de los años 90. De inmediato acudió al lugar la Guardia Civil y el GREIM de Cangas de Onís, la policía Local y la Policía Judicial de Llanes. El cadáver fue levantado en torno a las 11.20 horas tras personarse en el lugar la jueza y la forense y trasladado al Instituto de Medicina Legal donde se le practicará la autopsia. Se desconoce aún la causa de la muerte. La noticia mantienen conmocionada a la ciudad, puesto que era un vecino conocido por todos, muy vinculado al deporte local, y con dos hijos pequeños. Desde hace unos años padecía una enfermedad neurodegenerativa.