04 de abril de 2008
04.04.2008

Año 2505: la idiotez domina el mundo

04.04.2008 | 02:00
Cartel original.

Oviedo, E. G. M.
El perfecto americano, es decir, el militar Joe Bauers, resulta elegido para participar en un experimento arriesgadísimo: la hibernación humana. Olvidado por el Ejército, el pobre hombre se despierta en un tiempo desconocido: el año 2505. Llegado ese momento, la especie humana ha involucionado en un montón de idiotas que encuentran en Joe a la persona más inteligente que han visto nunca.

EL DIRECTOR: MIKE JUDGE

Del creador de «Beavis y Butt-Head» y «King of the hill» se sabe muy poco en la gran pantalla. Su primer proyecto, «Beavis y Butt-Head recorren América», se estrenó en España directamente en DVD. Capítulo extendido de la serie, la impagable aventura de estos dos «teenagers» imbéciles («Homo antecessor» de «Idiocracia»), pone toneladas de explosivo bajo el sueño americano. En 1999 llegaría su debut en cine no animado: «Trabajo basura», todo un manifiesto de la Generación X contra el trabajo. Peter Gibbons (Ron Livingston) alcanza, a base de nihilismo e indiferencia, la cúpula de su empresa. Esta noticia cotidiana funciona, en las manos de Judge, como prueba empírica de la maquinaria de nuestra sociedad corporativa. Sí, exactamente la misma que caminará hacia una idiocracia.

EL PROTAGONISTA: LUKE WILSON

Entre el «indie» y el «mainstream» habita Luke Wilson: por una parte «Rushmore» o «Anónimos», y justo enfrente «Los ángeles de Charlie» o «Mi super ex novia». «Idiocracia» se sitúa en su lado más radical. ¿Cómo si no podría interpretar a la versión humana de Fry («Futurama»), un tipejo despistado e inútil que despierta en un futuro incomprensible donde la idiotez ha tomado las calles?

¿SABÍA QUE...?

¿Su título original era «3001»?


¿La Gran Avalancha de 2505 fue producida por una acumulación de latas de cerveza?


¿Ya hoy existe la bebida Brawndo?


¿No se sabe todavía por qué no se estrenó en más salas estadounidenses?

¿Si se espera al final de los títulos de crédito hay una escena extra?

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook