16 de mayo de 2008
16.05.2008
 
En Canal

CQC, CQC y CQC

16.05.2008 | 05:50

Antes, la gente a la que no le gustan los informativos podía elegir entre informarse con «Caiga quien caiga» o con «El informal». «El informal» consiguió durante una memorable temporada tener al día a una peña que no estaba dispuesta a ver el telediario, pero que si hacía falta incluso seguía una campaña electoral en la que los candidatos usaban las muletillas del programa y decían «jachondo» (con estos ojitos vi a Iñaki Anasagasti pedir el voto diciendo que era un «jachondo»). «CQC» era un irreverente informativo semanal que en su época dorada se usaba como prueba de que un buen programa no tenía por qué triunfar desde el día del estreno. Si llegó donde llegó fue gracias a que su cadena, Telecinco, lo supo aguantar en antena a pesar de sus flojos resultados iniciales.
Aquellos tiempos pasaron. «El informal» desapareció y hoy su hueco lo ocupa «Escenas de matrimonio». A «CQC» lo desaparecieron no se sabe por qué y lo reaparecieron después con nuevas caras y menos frescura. Viendo el remodelado «CQC» uno pensaba que era igual que el anterior, pero no era lo mismo. Costaba olvidar las ausencias y costaba asimilar esas imágenes de posproducción añadidas por ordenador que eran como bromas gastadas a traición a los entrevistados sin que tuvieran ocasión de defenderse.
La nueva temporada de «CQC» estrenada anteayer en La Sexta fue un feliz reencuentro con un modelo de informativo que no debería faltar. Eso sí: agradecemos que haya una chica reportera, seguimos echando de menos la autoridad de Juanjo de la Iglesia y el gamberrismo de Pablo Carbonell (¿no les recordó la nueva sección del curso de inglés el «English pornographic course» que hacía en «El peor programa de la semana»). Pero, sobre todo, no sabemos qué gracia tiene que la posproducción añada ahora, en una esquina de la pantalla, un 6 en vez del 5 que salía antes.

antoniorico_tv@yahoo.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook