24 de mayo de 2008
24.05.2008

Youtube apela a la libertad de expresión y mantiene los vídeos de grupos terroristas

24.05.2008 | 02:00
Un vídeo de Bin Laden colgado en Youtube.

Los Ángeles, OTR/Press


El portal de vídeos más conocido de la red, Youtube, ha hecho caso omiso de las peticiones del presidente del Comité de Seguridad del Senado estadounidense, Joe Lieberman, en las que solicitaba la retirada de la web de todos aquellos vídeos relacionados con organizaciones terroristas. Los responsables de Youtube no están dispuestos a echar por tierra el sello de identidad que les ha llevado a lo más alto y que es, precisamente, la libertad de expresión de los usuarios para colgar lo que les parezca oportuno. Eso sí, en la web tampoco van a permitirlo todo, por lo que censurarán todo acto de «violencia gratuita y mensajes de odio» que viole sus códigos de autorregulación.


Si por algo Youtube es conocido mundialmente es por albergar gran cantidad de vídeos musicales, momentos televisivos y todo tipo de «frikis» mostrando sus variados talentos. Es decir, la libertad absoluta de los usuarios para colgar casi todo tipo de contenidos. Por ello, Youtube pretende seguir haciendo de la libertad de expresión su seña de identidad al negarse a eliminar del portal vídeos por el mero hecho de que estén publicados por organizaciones terroristas.


Ésta ha sido la respuesta que la web ha dado a Lieberman, después de que enviara un escrito a la compañía la pasada semana para solicitar que quitaran de su página las imágenes de soldados y civiles fallecidos en Irak, los entrenamientos de terroristas o los discursos contra Occidente por parte de organizaciones terroristas ligadas a Al Qaeda.


Sin embargo, a través de su propia página web, recogida por «OTR/Press», Youtube ha sido tajante al negarse en rotundo a eliminar vídeos de carácter general, sea quien sea su emisor, siempre y cuando no violen las condiciones de uso del servicio. Eso sí, los responsables del servicio se comprometen a eliminar de entre sus vídeos aquellos que contengan todo tipo de «violencia gratuita y mensajes de odio». «Creemos que de esta forma Youtube es más rico e interesante para los usuarios, porque alberga una amplia gama de opiniones, incluso impopulares puntos de vista», explicó la compañía. La gran afluencia de vídeos que se publican en la página al día hace prácticamente imposible a sus responsables llevar a cabo un control previo de cada vídeo que los usuarios cuelgan en el portal. Por ello, para conseguir una depuración de contenidos lo más efectiva posible, la colaboración de los propios usuarios es esencial, pues junto a la vigilancia de la propia compañía, son los que alertan de la existencia de vídeos que podrían incumplir las normas de la empresa sobre el contenido de las imágenes.


No obstante, apuntan, bien distinto es localizar un vídeo violento que deba ser retirado y, otra bien distinta, ver uno con el que no estamos de acuerdo en cuanto a las opiniones vertidas en él. Para ello los responsables del portal ofrecen la posibilidad de escribir un comentario bajo la ventana del vídeo, donde los usuarios pueden expresar lo que quieran para «un debate saludable» de contenidos, pero nunca lo eliminan.


Con todo ello, Estados Unidos sufre así un duro golpe a sus múltiples intentos por controlar lo que las organizaciones terroristas difunden a través de la red aún a riesgo de violar la garantía de libertad de expresión de los ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook