26 de mayo de 2008
26.05.2008

«Triunfamos bastante»

Rodolfo Chikilicuatre considera «muy digno» su decimosexto puesto en Eurovisión, que mejora los tres últimos resultados de España

26.05.2008 | 02:00
Rodolfo Chikilicuatre, durante su actuación en Eurovisión.

Madrid, Efe

El representante español más peculiar de cuantos ha conocido el Festival de Eurovisión considera que ha hecho un buen papel en el certamen y que su decimosexto puesto en la edición celebrada el pasado sábado en Belgrado es «un puesto muy digno», informa Televisión Española en un comunicado. Para Rodolfo Chikilicuatre, «hemos mejorado el resultado desde 2004 hasta ahora. Triunfamos bastante», resumió el protagonista de la parodia televisiva que representó a España en Belgrado poco después de conocer el resultado del concurso. Se refiere el actor a que en las ediciones de 2005 y 2006 los grupos «Son de Sol» y «Las Ketchup», respectivamente, quedaron ambos en el puesto vigésimo primero, y el año pasado «D'Nash» quedó en vigésimo lugar. Además, «hemos llegado a la final y con la selección siempre nos quedamos en cuartos», ironiza el artista en referencia a los constantes fracasos de la selección de fútbol en las grandes competiciones internacionales.


Chikilicuatre está «contento» no sólo por el puesto logrado, sino también por el apoyo recibido estos días, que agradece «a toda España» y a todos los que «han sabido entender que esto era una canción para pasarlo bien».


El artista agradece también el respaldo del resto de países participantes, que «nos han apoyado mucho», aunque «otra cosa son las votaciones, que ya se sabían desde anteayer», precisa el actor que se esconde detrás del personaje del cantante argentino de «reggaeton». La canción española recibió 55 votos de trece de los 43 países que votaban.


El vencedor de la quincuagésima tercera edición del Festival de Eurovisión, plagada de música variada y originales coreografías, fue el ruso Dima Balin, el favorito del certamen, que ya obtuvo un segundo puesto en 2006, por detrás de «Lordi», el grupo de heavy-metal finés que sorprendió a Europa en aquella ocasión. Dima Balin ganó con una potente balada y acompañado de un violinista y de un mítico patinador ruso, medallista olímpico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas