04 de julio de 2018
04.07.2018

La premonición sobre Chicote que tuvo un cliente del Olé en Pamplona

Pesadilla en la cocina viaja a Navarra en su nueva etapa

04.07.2018 | 17:36

Pesadilla en la cocina es un programa de La Sexta que se ha consolidado en la televisión española. Tanto que hasta hay quienes hace años ya tuvieron premoniciones acerca de la visita de Chicote a varios restaurantes de todo el país (o más bien de la necesidad de que se produjera esa visita de forma urgente). Un cliente ya predijo hace dos años, por ejemplo, la necesidad de que el cocinero estrella de Pesadilla en la Cocina recalara en el Olé, un pequeño restaurante de tapas de Pamplona que será esta noche el protagonista absoluto del programa de Chicote.

"Ni Chicote los salva, horror en estado puro, la plantilla es lo peor de cada casa", aseguró un cliente en una conocida web de opiniones sobre hoteles y restaurantes. "Camareros rebotados de otros sitios y han venido a juntarse en este local, no digo antro por ser educado", afirmó el internauta haciendo hincapié en que en este establecimiento "no se salva nada, ni la terraza ni lo que comes".

Moho, mala educación y gritos

Y es que el restaurante que visita esta noche Chicote es de esos de darle de comer aparte. El avance del programa con el que la cadena lleva días promocionando la llegada de este nuevo capítulo de Pesadilla en la Cocina no dejaba lugar a dudas. En apenas unos segundos se veía como el Jatetxea Olé es un restaurante de tapas dominado por el mal ambiente laboral, los insultos y hasta el moho en sus platos. Nada se salva en este esperpento de establecimiento de hostelería al que ahora Chicote va a intentar darle una nueva vida.

Basta escuchar a los clientes que han pasado por el Olé para darse cuenta de cuáles son los problemas que arrastra este local. "La comida ni fu ni fa", asegura otra clienta en la misma web de opiniones en la que nos encontramos la premoción acerca de la visita de Chicote. "Si la atención fuera buena se podría salvar. Pero si encima de servirte lento lo hacen como si fuera un favor€ lástima porque la ubicación es privilegiada" sentenciaba otro usuario en las redes sociales.

La gran pregunta ahora es si después de todos estos problemas Chicote, experto a la hora de reflotar negocios, es capaz de levantar el Olé Tapas. Desde luego que el cambio de imagen al que nos acostumbra el programa no será suficiente. ¿Llegará incluso a cambiar al personal o tratará de convencerlos de lo importante que es tener un buen ambiente de trabajo? Veremos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook