10 de febrero de 2019
10.02.2019

Así es la vida de José Pinto tras abandonar Los Lobos de Boom: en el pueblo y participando en multitud de actos

Los vecinos del famoso ganadero, encantados con su fama

10.02.2019 | 18:13

Ser uno de los concursantes que ha conseguido batir el récord mundial de permanencia en un programa de televisión no debe ser una fama fácil de llevar. Y menos si encima has conseguido una importante cantidad de dinero durante tu paso por uno de los formatos más vistos de una televisión nacional de su país. Pero José Pinto, el ganadero salmantino que abandonó hace días Los Lobos de Boom parece haber dado con la clave. Actualmente reside en su pueblo, Casillas de Flores (situado en el partido judicial de Ciudad Rodrigo), y se ha convertido casi en una institución entre sus 191 vecinos.

Pinto concedió hace días una entrevista a una radio comarcal de la zona en la que se mostraba encantado con su "nueva" vida. O más bien con haberla recuperado. "Yo mismo elegí vivir en el campo y mi profesión", aseguró el exconcursante mientras repasaba su vida. "El pueblo es otra escuela, a los niños de hoy no se les deja hacer nada. Hoy en día los niños no tienen su mundo propio y lo tienen que buscar dentro de las máquinas y las pantallas", criticó Pinto haciendo hincapié en que a día de hoy sigue conservando sus dos grandes pasiones: la lectura y el cine y criticando el concepto que aún muchos tienen de los pueblos. "Muchos viven del concepto del paleto de pueblo y llevan a los niños a estudiar a las ciudades pero igual la solución es que los niños de las ciudades vengan al pueblo", argumentó Pinto en la entrevista.

A lo largo de los últimos días José Pinto ha sido objeto de numerosos reconocimientos en varios pueblos de la zona de Salamanca y Cáceres. No en vano su participación en el concurso en el que lució varias veces camisetas en honor a distintas fiestas y tradiciones populares la han granjeado el cariño de cientos de personas. La pasada semana, por ejemplo, se lo homenajeó en Torre de Don Miguel, un pueblo de Cáceres en donde sigue viva la tradición del capazo que él dio a conocer durante su paso por Boom. Pinto también estuvo presente, a petición de los vecinos, en el aniversario de la Matanza Extremeña de Hernán-Pérez y en la gala de entrega de los premios de la Cruz Roja de Salamanca demostrando que utiliza su fama para grandes causas.

La marcha de Pinto dejó una gran huella en el programa de Antena 3. De hecho siempre fue uno de los concursantes más queridos del formato. Él mismo explicó en su día que lo dejaba porque llevaba más de un año saliendo por la tele y tenía que atender su ganadería. Pero sus explicaciones no convencieron. Hay quién dice que su participación en una campaña de publicidad de una entidad bancaria de Salamanca hizo que Atresmedia rompiera el contrato que tenía con el salmantino y le obligara a abandonar el formato. Tuvo sustituto de tal manera que Los Lobos pudieron seguir participando en el concurso. Y, por supuesto, el programa aclaró que Pinto se llevaba la parte proporcional del dinero que habían ganado hasta la fecha de su abandono los cuatro miembros de Los Lobos de Boom.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook