13 de febrero de 2019
13.02.2019

José Pinto desvela uno de los secretos mejor guardados durante su etapa dentro de Los Lobos en Boom

Era algo de lo que pocos se habían dado cuenta

13.02.2019 | 14:28

José Pinto estuvo durante un año siendo una de las personas más conocidas de la televisión en España. Su participación en el programa Boom de mano del grupo de Los Lobos le permitió convertirse en uno de los personajes más populares de la pequeña pantalla. Pero tuvo que abandonar el programa. Después de ganar casi un millón de euros el ganadero salmantino se vio obligado a dejar el concurso supuestamente por un problema que había surgido por una colaboración suya en una campaña publicitaria. Pero se llevó con él una fama que le ha permitido ser más que conocido sobre todo en la zona en la que vive. Durante una entrevista con una radio local hace días (que puedes ver al final de esta noticia) Pinto desveló hace días uno de los secretos mejor guardados del programa y respondió a una de las preguntas que pocos se habían planteado pero que tiene toda la lógica del mundo.

Un niño que participaba en la entrevista le preguntó a Pinto las curiosidades del programa. Si había, por ejemplo, que parar muchas veces durante la grabación (todo el mundo sabe que los concursos graban varios programas un mismo día para tener nuevas entregas que emitir a diario y no tener que ir todos los días al plató). Pinto confesó que Boom es uno de los formatos en los que más hay que parar. Y es que la cámara tiene que dejar de grabar cada vez que explota una de las bombas en las que se encuentran las preguntas que deben contestar los personajes.

"El suelo se moja todo cada vez que explota una de las bombas y hay que parar para limpiarlo porque sino pones en peligro a todos los concursantes", sentenció Pinto. Esa peculiaridad del programa hace que se tarde mucho en grabar cada episodio.

Pinto está estos días disfrutando de lo conocido que se hizo gracias a la televisión. No en vano en muchos pueblos de su zona de influencia los vecinos no dejan de invitarle a pasar un día con ellos o a presentar actos. El salmantino se ha convertido, además y por derecho propio, en uno de los mayores defensores de la vida rural y de la educación de los niños en el campo. Luchando contra estereotipos y apostando por su gente como también hizo durante su participación en el programa de televisión. Todo un ejemplo de orgullo que sus paisanos y vecinos saben reconocer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook