14 de abril de 2019
14.04.2019

La broma que hizo llorar a Lydia Lozano en GH Okupa

La 'mini' edición de Gran Hermano está dando mucho que hablar

14.04.2019 | 20:06

Pese a que Gran Hermano Okupa parecía que iba a ser solo una aventura de fin de semana todo se ha vuelto en contra de varios de los protagonistas de esta mini versión del concurso de Telecinco. El pasado viernes Rafa Mora se iba antes de tiempo ya que Gustavo le expulsaba merced a su condición de inmune. Al día siguiente Carmen Borrego y Víctor Sandoval no podían más y se derrumbaban antes de una de las habituales pruebas de inmunidad del concurso.

Ahora, a la que le ha tocado pasarlo más ha sido a Lydia Lozano. El motivo no fue otro que el de una broma en principio sin ningún tipo de maldad por parte de Anabel Pantoja. La sobrina de Isabel Pantoja, próxima concursante de Supervivientes, salía de confesionario tras hablar en directo con Emma García en el programa ¡Viva la vida! y solicitar la merienda. La prima de Kiko Rivera se fue llorando por la mezcla de sentimientos que está experimentando estos días tras algo más de 48 horas encerrados en la casa de Guadalix. Fue entonces cuando Anabel decidió gastarle una broma a sus compañeros con los que le une una mayor afinidad, siendo estos Lydia Lozano y Belén Rodríguez.

Lidia le preguntó que qué le ocurría para estar llorando de aquella manera, pero Anabel responde que "nada", que no puede contarlo. Lidia decide contarle a Belén Ro que "algo pasa con Anabel" y preocupadas insisten a la sobrina de la tonadillera, ella vuelve a repetir que no lo puede contar y que la dejen tranquila. En ese instante Víctor Sandoval y Gustavo se dan cuenta de la jugada y también se interesan por lo sucedido. Anabel, riéndose por lo cotillas que son sus compañeros, les dice que le sigan el rollo para así gastar una broma a sus compañeras.

Anabel se echa en la cama para añadir más realismo al drama en la casa y Víctor se mete en su papel y empieza a hacerle preguntas dejando entrever que lo único que ocurre es que sus compañeros la han criticado. Lidia preocupada acude a la conversación y sé sincera diciendo que ella nunca había hablado mal de la joven. Cuando la tensión era demasiado grande Anabel decide terminar con la broma y reconocer que todo era mentira. Anabel salta de la cama y Lydia estalla en llanto tras haber acumulado una gran preocupación y presión por la situación de su amiga. Al final va a ser verdad que dentro de la casa de Gran Hermano, los sentimientos se magnifican.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook