05 de junio de 2019
05.06.2019

La razón por la que ha estallado una caza de brujas el grupo de Whatsapp de la despedida de Belén Esteban en Sálvame

Señalan a un culpable

05.06.2019 | 16:56

Si de algo se ha hablado en profundidad (y se va a seguir hablando en los próximos meses) dentro del universo Sálvame (el programa de las tardes de Telecinco) eso ha sido sin duda la despedida de Belén Esteban. Tal parece que el tema les va a durar a los colaboradores del programa de la Fábrica de la Tele hasta que la de Paracuellos se case. Este miércoles la polémica ha estallado como consecuencia de la publicación en una conocida revista (Lecturas) de los detalles más íntimos de la despedida de soltera que le organizaron a la ex de Jesulín sus compañeras de plató en Sálvame.

La revista contó (en un reportaje titulado "La despedida salvaje de Belén Esteban"), lo que comieron y bebieron durante la celebración. Detalles tan concretos que ese reportaje ha hecho que estalle una nueva (enésima) guerra en el plató. Todos tienen claro que ha sido alguien que está en el grupo de Whatsapp de la despedida (en el que están todas menos Belén Esteban evidentemente) el que ha filtrado lo que sucedió en una fiesta de la que estaba pendiente mucha prensa del corazón.

"El viernes yo hablé con un compañero antes incluso de enviar la ubicación y de decir dónde iba a ser y todo eso y ya sabían algo", ha apuntado esta tarde durante el inicio del programa Sálvame de esta tarde Carlota Corredera, una de las organizadoras de la fiesta y presentadora temporal del programa de las tardes de Telecinco. "Está claro que tuvo que ser alguien conocido el que lo dijo todo porque se contaron muchos detalles que sólo sabíamos todas las que estábamos dentro de ese grupo", apuntó por su parte Mila Ximenez haciendo hincapié en que no todos los colaboadores del formato de Telecinco estaban en el grupo.

"Hubo gente que por una cosa o por otra dijo que no quería o que no podía venir y entonces lo que hicieron fue salirse del grupo y a mi y a nosotras en general tampoco nos pareció mal, es más bien lógico porque sino estás todo el día recibiendo decenas y decenas de mensajes. En el grupo discutimos mucho. Hubo varias ideas y al final cada uno se adaptó a lo que podía o no podía pagar y la fecha y todo€", relató la colaboradora tratando de sacar así de esa "caza de brujas" a alguna de las personas que estaba en el programa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook