12 de noviembre de 2019
12.11.2019

De la fama a trabajar de auxiliar administrativo: la vida de un ex ganador de Gran Hermano recién divorciado

El cambio drástico de realidad que no afectó a este concursante

12.11.2019 | 16:43
De la fama a trabajar de auxiliar administrativo: la vida de un ex ganador de Gran Hermano recién divorciado

De lo que no cabe duda a día de hoy, dos décadas después de que se estrenara la primera edición del concurso, es de que Gran Hermano se ha convertido en uno de los concursos más importantes de la historia de la televisión en España. Tanto que apenas queda nadie que no tenga en su mente un recuerdo más que vivido de este formato presentado en la gran mayoría de sus ediciones por Merces Milá y que cambió la televisión en España.

A pesar de que a día de hoy este formato de Telecinco vive en buena medida del paso por la casa de personas famosas (ya llevan siete ediciones de la versión VIP del programa), hubo un tiempo en el que los impulsores de Gran Hermano lo vendían como un experimento psicológico en el que participaban personas anónimas que convivían dentro de una misma casa vigilada en todo momento por cientos de cámaras de televisión.

La popularidad del concurso fue siempre muy alta. Tanto que casi todos los que participaron en alguna edición acabaron viviendo del mundo del espectáculo salvo algunas honrosas excepciones: concursantes que se alejaban de los focos y de la fama y que preferían seguir su vida normal. Ese fue el caso del pastor aragonés Pedro Oliva. Ganó la cuarta edición de este concurso en el que estuvo nominado hasta en cinco ocasiones por sus compañeros y encontró el amor dentro de la casa. De hecho hasta en eso rompió moldes Oliva.

El que fuera gran triunfador de la edición emitida en invierno entre los años 2002 y 2003 conoció en la casa a su pareja sentimental, Inma, con la que se llegó a casar y tuvo una hija. Pero no fue el típico romance de televisión que se acaba en cuanto se apagan los focos. Todo lo contrario Inma y Pedro estuvieron juntos 17 años y hasta superaron juntos el cáncer que le diagnosticaron a ella poco después de que se conocieran.

Finalmente hace unos meses, cuando ya estaban a punto de cumplir casi dos décadas de matrimonio, decidieron poner fin a la relación.

Pero lo hicieron como han vivido siempre estos dos concursantes de Gran Hermano: con discreción, sin cámaras y sin cobrar por contarlo. De hecho Pedro sigue actualmente trabajando como auxiliar administrativo alejado de las cámaras de televisión y de la fama a pesar de que en su día fue muy conocido. No hay que olvidar que el aragonés llegó incluso a participar en otro gran formato de Telecinco: una de las ediciones de famosos de Supervivientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook