06 de mayo de 2020
06.05.2020
La Nueva España

Revelan el pasado televisivo de una concursante de Masterchef

La última expulsada participó en un reality antes de su cambio de sexo

06.05.2020 | 19:43
Saray, en el último programa de Masterchef

Todo el mundo tiene un pasado. Y el de Saray Carrillo, la ya exconcursante de Masterchef, está ligado a la televisión. La participante del popular concurso de cocina, expulsada el lunes tras presentar al jurado una perdiz cruda y sin desplumar, ya había tenido otra participación. Fue en 2017, antes de su cambio de sexo, en el reality "Casados a primera vista". En aquella ocasión el desenlace tampoco fue exitoso.

Saray tuvo un inicio arrollador en Masterchef. "Soy gitana, educadora social y transexual. En la vida no me lo han puesto fácil", advirtió en su presentación la cordobesa, que demostró ser un torbellino de buen humor y actitud. Hasta el lunes. Fue entonces cuando todo se torció en su participación. Su alegría se tornó en malas actitudes, tanto hacia el jurado como al resto de sus compañeros. La situación fue tan surrealista que para muchos ya es historia de la televisión.

Todo explotó en la prueba de eliminación final. Andy, que admitió por lo bajini que quería perjudicar a Saray, dejó para la cordobesa el menor tiempo posible (20 minutos) para cocinar un plato con perdiz. Esta decisión generó una agresiva reacción en la gaditana, que llamó "elfo maléfico" a su compañero. Pero aún había más. Cuando Saray se encontró la perdiz, con plumas y en una bolsa, adivirtió que no la iba a cocinar. "¿Qué queréis? ¿Que haga el pajarraco puteada ante todos? Pues toma. Pajarraco vivo pa' ti", farfulló.

Ni corta ni perezosa, Saray presentó la perdiz -con plumas y sin cocinar- en un plato, sobre un puré de setas y entre tomates y verduras. Viendo el percal, el miembro del jurado Pepe Rodríguez se acercó a la concursante para advertirle que lo que estaba haciendo era una falta de respeto. "Te voy a dar un consejo entre amigos: Si presentas eso... Si quieres tirar la toalla, por lo menos vete dignamente", le sugirió el chef, condecorado con una estrella Michelín en su restaurante de Illescas (Toledo); a lo que la cordobesa respondió peinando las plumas del ave.

La concursante presentó su plato en la mesa del jurado. "Te agradecería que te quites ese delantal, que no mereces ni el negro y cruces esa puerta ahora. Adiós", le espetó el cocinero y miembro del jurado Jordi Cruz, visiblemente enfadado, como sus compañeros Pepe Rodríguez y Samantha Nájera. Saray abandonó el plató, pero no lo hizo, ni muchio menos, arrepentida. Aún se marcó un baile antes de salir por la puerta de las cocinas de Masterchef.



Ésta no era la primera vez que Saray participaba en un programa de televisión. Ya lo había hecho en 2017, aún como Jesús Carrillo. en el reality "Casados a primera vista", un programa en el que los concursantes buscaban el amor. En aquella ocasión Carrilló probó fortuna en el amor con el gaditano Jesús Macías. La cosa no cuajó. Tampoco la actitud de Carrillo entre los telespectadores, que criticaron en numerosas ocasiones su actitud ante su pretendiente.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook