Can Yaman tiene muy preocupadas a sus fieles seguidores. La inactividad del popular actor turco en sus redes sociales ha disparado las alarmas entre sus fans, que temen que esta ausencia pueda deberse a algún problema de salud: "¿Qué le ha pasado?".

La última publicación en redes de Can Yaman data de lunes. Fue un mensaje de cariño y agradecimiento a sus seguidores por el apoyo que le han dado en los últimos días en su cuenta de Twitter. En Instagram, donde habitualmente es muy activo, no se ha dejado ver desde el domingo, cuando colgó una fotografía suya con el pelo corto. La instantánea, aderezada con un filtro de la popular red social, no estaba acompañada de ningún texto.

La extraña ausencia de Can Yaman a preocupado a su legión de seguidores, que hasta se han llegado a preguntar si el acto tendrá algún problema de salud que le impida publicar en sus redes sociales. Hay quien apunta a que quizás el artista se ha tomado unos días de descanso en los que ha decidido dejar a un lado sus redes sociales. También hay seguidores que creen que el motivo de la desconexión pueda ser un nuevo rodaje.

Sea como fuere, lo que está claro es que Can Yaman sigue mantienendo intacta su comunidad de seguidores. La popularidad del actor trasciende a las fronteras turcas, y entre su legión de fans hay gente de los cinco continentes. Buena culpa de ello lo tiene su papel protagonista en la serie Erkenci Ku?, una telenovela turca que ha gozado de gran éxito en todo el mundo. También en España, donde fue emitida por el canal Dinity. Su emisión rompió todos los registros de audiencias en las tardes de la parrilla de la Televisión Digital Terrestre (TDT).

Can Yaman se muestra habitualmente muy cercano a sus fans, a los que procura, además, dirigirse en varios idiomas. Además del turco, habla con fluidez alemán, inglés e italiano. También se defiende con el español. Recientemente sorprendió a sus seguidores al afirmar a través de Twitter que entre sus intenciones estaba aprender también unas nociones de portugués. Aseguró que lo haría pronto.

El acto visitó España a finales del año pasado. El poder de convocatoria del artista fue tan arrollador que la Policía Nacional tuvo que escoltarle en varios de los actos a los que asistió en la capital española. En Mediaset participó en varios programas y fue tratado como una auténtica estrella. Al mismo nivel que cualquier actor de Hollywood.