17 de junio de 2020
17.06.2020
La Nueva España

Preocupación por el suicidio de una de las participantes en la Isla de las Tentaciones

Los jóvenes que participan en este tipo de programas se ven sometido a mucha presión por la fama

17.06.2020 | 20:10
Preocupación por el suicidio de una de las participantes en la Isla de las Tentaciones

El programa la Isla de las Tentaciones no sólo fue un fenómeno de masas en España. Más bien al contrario. Mediaset no fue ni tan siquiera el primer grupo español en apostar por el reality, que ya arrojó importantes datos de audiencia en otros países del mundo incluso antes de que Telecinco se hiciera con los derechos de este programa.

En el Reino Unido la Isla de las Tentaciones fue todo un fenómeno de masas. Tanto que Caroline Flack, una de la reina de programas de este tipo, acabó quitándose la vida hace unos días. La joven, que había sido muy criticada por la prensa del corazón, había aparecido en "Love Island", el programa que acabó de apuntalar su fama. Simpática, espontánea, guapa sin ser sofisticada, Flack llevaba con dificultad la presión de la fama y reconoce que había sufrido la presión de la fama.

De hecho el suicidio de esta joven ha hecho reflexionar a muchos sobre si los jóvenes que participan en este tipo de programas están preparados para lo que les viene después. En España preocupó en su día el caso de Christopher, al que varias personas fueron a molestar a su puesto de trabajo después de que protagonizara una de las escenas más comentadas del reality.

Pero ¿qué hizo especial a este programa en nuestro país? Pues lo cierto es que casi nadie daba un duro por la Isla de las Tentaciones en España. Parecía un formato acabado. De hecho se parecía demasiado al Confianza Ciega que en su día emitió Antena 3 y que tuvo que acabar relegando a altas horas de la madrugada por su baja audiencia. Además parecía un programa enfocado a un público joven que, según los teóricos de la televisión, ya no consume programas en directo. Pero la teoría se quedó en eso: teoría.

Con lo que no contaban los expertos en televisión es con la forma de vender sus programas que tiene Mediaset. Y en eso tienen ventaja frente a cualquier otra cadena. La emisión del formato tanto a través de Cuatro como de Telecinco y el "cebo" hacia el programa que se hizo desde otros programas de la casa hicieron que la Isla de las Tentaciones triunfara como pocos realitys. De hecho consiguió convertirse en el programa más visto de la historia de Cuatro.

Pero aún había otro ingrediente de éxito: algunos de los jóvenes participantes en la isla ya eran conocidos por la audiencia por haber formado parte de otros programas de la casa como Mujeres y Hombres y Viceversa. Lo que parece que está claro ahora gracias a esos datos es que habrá una segunda parte de esta isla de las tentaciones. De hecho muchos sospechan que incluso habrá una versión con famosos, lo que acostumbra a hacer siempre Telecinco con este tipo de formatos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook