Gianmarco Orestini y Adara Molinero han pasado del amor al odio en tiempo récord. La ex pareja, que en el mes de marzo apostaba por su relación yéndose a vivir juntos y prometiéndose mutuamente poco menos que la luna, ahora directamente no se soportan. Y es que el italiano y la ex de Hugo Sierra acaban de protagonizar un bochornoso reencuentro en el plató de "Sálvame Deluxe" en el que volaron cuchillos de lo más afilados entre ellos.

Días después, Gianmarco sigue opinando lo mismo de Adara y la ataca duramente. El italiano llama a su ex novia "mentirosa" y asegura que "ella ataca siempre a los demás pero al final tendría que decir, es verdad, me he equivocado. Nunca lo dice, siempre son otros los malos pero la gente se está enterando de cómo es, no puede engañar más a la gente, la gente es inteligente".

Además, muy contundente, el ex concursante de "Gran Hermano Vip", afirma que la relación de Adara y Rodri Fuertes no llegará a buen fin: "absolutamente no". Sin duda, una sentencia de que este romance está abocado al fracaso por parte de alguien que conoce muy bien a la polémica ex azafata de vuelo.

Acerca de su sorprendente amistad con Pol Badía - ex novio también de Adara y con quien compartió la casa más famosa de Guadalix de la Sierra - Gianmarco afirma que es "un gran amigo, un gran apoyo".

La madre de Adara cuenta la pesadilla de maltrato que sufrió junto a sus hijos