El programa de Telecinco Viva la Vida ha vivido hoy un tenso momento con un cara a cara que llevaba días gestándose y que hoy finalmente ha tenido lugar. Alejandra Rubio, nieta de María Teresa Campos e hija de Terelu Campos, ha tenido un "cara a cara", aunque tapadas por un separador, con su tía, Carmen Borrego.

La tía de la joven confesó en una entrevista a a Mila Ximénez para la revista LECTURAS que en ocasiones no se siente cómoda en los platós de televisión en compañía de su hermana Terelu y su sobrina Alejandra. Aseguró públicamente que se había sentido sola, incómoda cuando coincide con su hermana en plató y además confesaba que no se atrevía a enfrentarse con su sobrina por la corta edad que tiene.

Alejandra Rubio se ha mostrado muy molesta con su tía desde el inicio de la intervención y, sin pelos en la lengua como ya nos tiene acostumbrados, ha reconocido que la exclusiva de su tía no le ha sentado pero que nada bien: 

"Me han sorprendido las palabras de mi tía, no me esperaba que me mencionara en la entrevista, me ha sentado mal y ella lo sabe, me parece algo innecesario sabiendo cómo soy".

Justo un día antes, Terelu Campos también acudió al plató de Emma García para mostrar su descontento con las palabras de su hermana. "Sabía que Carmen iba a dar una entrevista, pero no sabía que iba a hablar de mí. Yo me pregunto, quién no habla de mí. No he entendido algunas de las manifestaciones, además, no las comparto".

De esta manera, Terelu Campos dejaba que no está conforme, ni mucho menos contenta con las declaraciones que ha dado su hermana a la revista para la que ha hecho una exclusiva esta semana. Lo cierto es que más tarde hablará alto y claro sobre esta polémica que vuelve a ser protagonista en la prensa sensacionalista y que sin quererlo, le afecta a la madre de Alejandra Rubio de lleno.