El documental de Rocío Carrasco donde aclara todo lo que ha ocurrido en estos años de silencio y expone los malos tratos que ha sufrido por parte de su exmarido, Antonio David Flores, ha hecho temblar los pilares de la televisión. A estas alturas, pocas personas de la familia han dado su versión de los hechos. Tampoco se han atrevido a opinar sobre la reaparición de Rociíto en la tele. Gloria Camila, hija de Rocío Jurado y Ortega Cano, ha preferido no expresar nada con palabras y lo explica todo en una foto.

La hermana de Rocío Carrasco compartió en su Instagram una imagen de sus padres donde salen sonrientes y dándose un beso. A esta fotografía solo le acompaña un corazón y las palabras "my goals". (Mi meta, en inglés). Esta reacción se produjo coincidiendo con el arranque del documental "Rocío, contar la verdad para seguir viva". Después de eso, el silencio. Tampoco su padre Ortega Cano ha querido comentar nada. Dice no haber visto el programa porque tenía la tensión muy alta y se fue a la cama pronto.

La familia Ortega reacciona así a unas duras palabras de Rociíto sobre el matrimonio de la Jurado con el maestro. Rocío Carrasco se emocionó al ver las imágenes de la boda de su madre con Ortega Cano, pero después añadió: "No creo que fuese una decisión acertada desgraciadamente para ella, pero ella lo decidió así y estaba enamorada”.

Las frases más destacadas de Rocío Carrasco

-"Demasiadas veces me han dicho que soy mala madre. Me lo han dicho por la calle y en medios de comunicación y me han hecho sentirme como tal".

-"Mi hija Rocío sí que piensa que soy mala madre".

-"Mi hijo es especial, y por su situación se amolda. Sé que me quiere, que me ama, y eso me da tranquilidad. Pero no le dejan verme".

-"Cuando me devolvía a los niños en la puerta de la casa, él me increpaba y me insultaba. "Te voy a quitar a los niños, hija de puta". Esto es lo que me decía (Antonio David)".

-"Tú no puedes quitarle a una niña de 5 años a su figura materna con la que ella moría. Eso es lo que ha hecho. Ella quería estar conmigo, tenía pasión con su madre, que soy yo".

-"Yo soy víctima, y mis hijos también lo son, de una mente diabólica. (Antonio David) ha conseguido que mis hijos me odien".

-"Cuando nos separamos me dijo: "Rociíto, te vas a cagar". Y lo cumplió, me los ha quitado. Ha hecho que me odien, que es más cruel si cabe. Me ha quitado lo más importante de mi vida".

-"He tenido a mis hijos muertos en vida. He tenido que hacer como que no los tengo, estando vivos. Ha ensuciado su mente, eso no se hace con dos criaturas. Eso lo ha hecho él".

-"Me tomé diferentes pastillas para quitarme la vida y Fidel me salvó. Llegué al hospital dormida, no recuerdo nada. Les dije que me daba igual, que lo iba a volver a intentar y que si no, tenía el Puente de Segovia".

-"Fue el 5 de agosto y días antes me entero de que mi hija iba a ir a defender a su padre en 'GH VIP'. Me vinieron a la cabeza los 30 años anteriores y todo lo que se me venía encima otra vez. Pero ahora peor, porque suponía ver a mi hija en un plató defendiendo a su padre. Ese día determino que no quiero seguir viviendo, era la única manera de que se terminara todo".

-"Sé que fue una acción cobarde y egoísta. Me avergüenzo de ello, pero no quería volver a sentirme mala madre".

-"El día que mi hija se dé cuenta de lo que ella ha formado parte y de quién es su padre realmente, va a ser el peor día de su vida. Casi que prefiero que sigan creyendo la versión que tienen, porque no quiero que sufran".

-"A mi nadie me devuelve todo lo que me he perdido de mis hijos, poder ejercer de madre, sus besos y sus abrazos. Nadie me va a devolver todo lo que por culpa de esta persona me he perdido en mi vida".

-"Recuerdo agresiones verbales (de Antonio David). Me decía que era tonta y que estaba gorda. Y en una ocasión me agarró del pelo y me golpeó la cabeza contra la mesa".