Desde que empezó la emisión de la serie documental de Rocío Carrasco se han llegado a decir muchas cosas y lo cierto es que ninguna ha sido confirmada, ni desmentida por la familia Flores. La hija de Antonio David sí que ha hablado en 'El programa de Ana Rosa' para llamar la atención de su madre y decir públicamente que quiere hablar con ella, además ha asegurado que muchas cosas que ha contado su madre son mentira... pero ¿cómo es la actual relación entre padre e hija?

Este sábado Antonio David Flores acudió a una comunión familiar donde también estuvo su hija, Rocío Flores, su novio y su hijo, David... pero atención, porque no hemos dado cuenta de un detalle que ha priori ha pasado desapercibido, pero nos ha sorprendido muchísimo.

Los primeros en llegar eran los dos hermanos y minutos más tarde, Antonio David aparecía en el mismo lugar. A pesar de las preguntas de la prensa... el excolaborador de televisión no contestaba a nada y se metía en el restaurante. Aparentemente todo normal, pero ¡atención! en la misma puerta estaba su hija Rocío Flores y ni si quiera se para a saludarla, ni la mira, ni la hace ningún gesto.

Es importante recordar que hace unas semanas se ha llegado a afirmar en los platós de televisión que la relación entre padre e hija no está pasando por su mejor momento porque Rocío Flores le habría llegado a reprochar la actitud que tuvo con su madre en el pasado, pero estas imágenes nos demuestran que Antonio David podría no hablarse con su hija en estos momentos.

El nuevo y grave incidente de Antonio David

Nuevo varapalo para Antonio David Flores. Tras el desgarrador testimonio de Rocío Carrasco en su serie documental desvelando el maltrato físico y psicológico que sufrió a manos del padre de sus hijos, el malagueño no sólo ha quedado cuestionado como persona y como padre, sino que además, se ha quedado sin trabajo y con gran parte de la opinión pública posicionada en su contra.

Ahora, además, el excolaborador ha tenido que ver como su ciudad, Málaga, amanecía repleta de carteles en los que se podía ver su imagen al lado de la palabra "maltratador". En las paredes de la zona en la que vive y en las inmediaciones del colegio en el que estudia su hija Lola, de 8 años, se podían ver estos ofensivos carteles que han afectado profundamente tanto a Antonio David como a su familia.