La Ruleta de la Suerte es uno de los programas con más historia de la televisión. De hecho podríamos decir que es uno de los clásicos. Muchos espectadores se sorprendieron hace unos años cuando Antena 3 decidió rescatarlo del baúl de los recuerdos. Pero a juzgar por lo que sabemos a día de hoy ha sido todo un acierto. Y es que la semana pasada el programa marcó máximo histórico desde 2015 con más de dos millones de espectadores.

Una de las concursantes de la edición de hoy sábado saludó con un "buenos días" desvelando uno de los secretos mejor guardados del formato: que se graban varios el mismo día y la mayoría por la mañana. "Mejor di buenas tardes", aseguró el presentador.

Y es que los espectadores están a la que salta de este formato. De hecho en las últimas semanas muchos han reflexionado que es "imposible" que se fallen algunos paneles y aseguran que hay tongo para que no se lleven el bote. "Es descarado ya, hay cosas que es imposible fallar", decía una usuaria de Twitter hace días.

Pero otros días la sensación es la contraria. Hoy mismo la respuesta del último panel (en el que se preguntaba por un lugar y su provincia) era "Paisaje de Lodares" en Albacete. Los espectadores se quejaron porque decían que era demasiado difícil.

Parece que el formato en el que los concursantes tienen que intentar adivinar la frase o las letras que se esconden detrás de un panel sigue triunfando. Pero no sólo eso. El programa ha conseguido crear además un lenguaje propio sobre todo por la buena relación que existe entre el presentador, la azafata y el cantante de la banda, los tres auténticos protagonistas.

Pero si hay algo que destaca por encima de todo, además de los concursantes y del clásico coche que se sortea como gran premio final, eso es el público, que está más que presente. Y eso que durante la pandemia Antena 3 se vio obligada a parar las emisiones de este concurso porque no tenía sentido rodarlo con las restricciones sanitarias que había vigentes. Por lo tanto hubo que repetir algunos.

El éxito de la Ruleta de la Suerte llega aún más allá. No hay que olvidar que a esa hora el concurso compite con otro hueso duro de roer. No es otro que Ya es Mediodía, el programa de Sonsoles Ónega que ofrece la productora de Ana Rosa Quintana en Telecinco. Se trata de un formato que se ha ido consolidando a lo largo de los últimos años y que repite el mismo esquema que el programa de Ana Rosa combinando corazón, sucesos y política en un mismo formato en una hora y media de duración. Los datos de YEM han ido mejorando a lo largo de los últimos años llegando incluso en algunas ocasiones a superar a su competencia de la Ruleta de la Suerte.