En uno de los mejores momentos de su vida a todos los niveles, Sonsoles Ónega ha recibido uno de los tradicionales Bombines de San Isidro en un castizo evento en el que compartió protagonismo con personajes de la talla de Isabel Díaz Ayuso, Presidenta de la Comunidad de Madrid, o Ágatha Ruiz de la Prada. Triunfando como presentadora de 'Ya es mediodía' y enamoradísima de César Vidal, con quien acudió por primera vez a un acto público tras varios meses de discreta relación, la periodista se pronuncia más clara que nunca sobre la docuserie de Rocío Carrasco, mostrando su apoyo por la hija de Rocío Jurado tras su desgarrador testimonio.

Muy feliz por este paulatino regreso a la 'normalidad', Sonsoles está deseando que llegue el verano para "disfrutar de los niños y la familia" y poder escaparse a su Galicia natal, algo que por el momento tendrá que esperar, puesto que como desvela no tendrá vacaciones "hasta el mes de agosto", cuando aprovechará para recargar pilas tras un año informativamente muy intenso en el que ha estado al pie del cañón al frente de 'Ya es mediodía'.

Sin ocultar su amor por César, con quien fue fotografiada por primera vez a finales de 2020, casi un año y medio después de su separación matrimonial de Carlos Pardo tras 11 años de amor y dos hijos en común, Sonsoles confiesa que está feliz con su novio, con quien está disfrutando de esta nueva etapa en su vida y con quien, por el momento, no se plantea dar un paso más en su relación.

Más sincera que nunca, la presentadora ha dado su opinión de 'Rocío, contar la verdad para seguir viva', serie documental de Rocío Carrasco que este miércoles emitió su último capítulo por el momento: "Me parece que ha puesto de manifiesto algunas realidades que a veces han estado ocultas. Realidades que padecen, que no siempre obtienen respuesta en los tribunales porque a veces no hay manera de demostrarlo". "Me ha parecido televisivamente un producto impresionante", confiesa.

Sin querer entrar en demandas de las acciones legales que Antonio David Flores está dispuesto a iniciar contra la productora del programa reclamando hasta 3 millones de euros, Sonsoles sí se moja a la hora de definir como madre a Rocío Carrasco, mostrando su apoyo a la hija de 'La más grande' al señalar que "es una mujer que ha sufrido a mi juicio un acoso brutal y que no ha obtenido respuesta".