La polémica está servida. Y es que, como si la guerra que mantiene con Isabel Pantoja no fuese suficiente, Kiko Rivera ha emprendido una nueva batalla contra la madre de su hijo mayor, Jessica Bueno, cuando la relación atravesaba por su mejor momento.

Todo estalló cuando Anabel Pantoja se lamentaba muy dolida en 'Sálvame' de que su primo no le hubiese invitado al bautizo y comunión del pequeño Francisco, de 8 años. Kiko, sin pensárselo dos veces, entraba en directo en el programa para confesar que la celebración estuvo organizada por Jessica y él no pudo invitar a sus familiares, algo que no le parecía justo, puesto que si por él fuera su familia - incluso la abuela del niño, Isabel Pantoja - habría estado presente en un día tan especial, pero que por el bien de su hijo no había querido buscar problemas con la modelo sevillana.

Un claro reproche a Jessica Bueno que, rompiendo su silencio en lo que a su vida privada y su relación con Kiko se refiere, estallaba a través de sus redes sociales. "Me parece lamentable que se use un motivo como este para inventar y hacer daño cuando se ha actuado desde el corazón. He organizado una fiesta en mi casa donde hemos sido los únicos responsables en todos los aspectos, y por respeto y amor hacia mi hijo han estado las personas que creía convenientes y que tienen trato directo con él. Por supuesto no podía faltar su padre, su esposa y sus hermanas. Creo que estoy en mi derecho de poder invitarles solo a ellos, ya que son los principales en la vida de mi hijo y no he querido entrar en temas personales que no me incumben invitando a otras personas de su familia. Qué pena, de verdad, que algo que se ha hecho con la mayor buena intención, aún sabiendo que se convertiría en un circo cuando huyo de esto siempre al final se use para decir mentiras. Qué poco respeto, aún estando en mi estado", se lamentaba dolida la mujer de Jota Peleteiro.

Unas palabras a las que, por cierto, Kiko todavía no ha contestado, aunque no dudamos que lo hará, dando su versión de los hechos. Quien tampoco ha hablado del tema ha sido Isa Pantoja, otra de las grandes ausentes en el bautizo y comunión de su sobrino mayor, Francisco.

La hija de Isabel Pantoja, que al igual que Anabel no figuraría en la lista de invitados, ha evitado hablar de su ausencia y la de su madre en uno de los días más importantes en la vida de su sobrino, sin aclarar si no fue al evento por elección personal o porque Kiko no la invitó.