A pesar de que nunca se ha pronunciado públicamente, David Flores se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de la crónica rosa en las últimas semanas. Demasiados frentes abiertos a los que el hijo de Antonio David Flores y Rocío Carrasco ha tenido que hacer frente recientemente; el durísimo testimonio de su madre confesando por qué no tiene relación con él y con su hermana Rocío, los problemas legales de su padre, que podría entrar en prisión por un presunto delito de alzamiento de bienes; su declaración ante la jueza para continuar adelante con la demanda contra su progenitora por impago de la pensión alimenticia desde 2018 - en la que, al parecer, aseguró que lo único que quería era que sus padres se llevasen bien - y la ausencia de Olga Moreno, una de las personas más importantes de su vida, en los que sin duda son los peores momentos para su familia.

David mantiene con la mujer de su padre una relación muy especial y hace unos días recordaba al joven en 'Supervivientes', confesando que 'su niño' tiene pasión por ella y que si no le da un abrazo y un beso antes de acostarse no puede dormir.

Quizás estas emocionantes y cariñosas palabras han influido en el estado anímico de David, al que hemos visto muy cabizbajo por las calles de Málaga. Visiblemente afectado, el hijo de Rocío Carrasco intenta continuar con su día a día y, ante la ausencia de su hermana, que pasa mucho tiempo en Madrid por sus compromisos profesionales, el joven se apoya en una de las mejores amigas de Olga Moreno, que al encontrarse con el nieto de Rocío Jurado no dudó en darle un tierno abrazo. Unas imágenes que reflejan el complicado momento que vive David, afectado tras las últimas declaraciones de su madre confesando que ve lejana una reconciliación con sus hijos porque están demasiado influenciados por su padre.

Posible condena a su padre

Muy discreta, su hermana Rocío Flores ha reiterado su frase favorita en las últimas semanas, "no tengo nada que decir", cuando le hemos preguntado por el diario secreto de Rocío Jurado que su madre podría hacer público en la segunda parte de su docuserie y que no dejaría en muy buen lugar ni a Ortega Cano ni a su propia familia.

Haciendo gestos de extrañeza con los ojos, la influencer tampoco ha querido contarnos cómo se encuentra su padre tras conocer que podría entrar en prisión por un presunto delito de alzamiento de bienes: "Eso se lo tenéis que preguntar a él, no a mí". "De verdad que no quiero decir nada", ha afirmado, confesando lo mal que lo están pasando por los problemas legales que se le acumulan a Antonio David: "Bueno. Ahí vamos. Estamos".