El programa de Ana Rosa ha arrancado esta semana desde Barcelona, después de que un grupo de manifestantes independentistas se haya agolpado en el Liceu para protestar ante la visita del Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El reportero Miquel Valls ha informado en una conexión en directo de lo que allí se estaba produciendo: "El ambiente está muy caldeado. Cientos y cientos de independentistas están concentrados en la rambla". Mientras el periodista intentaba hacer su trabajo como podía, un grupo de personas han intentado boicotear su directo al grito de "prensa española, manipuladora".

Mientras Valls continuaba informando, un individuo se ha colocado delante de la cámara y ha empezado a gritar, en esta ocasión contra Ana Rosa directamente: "¡Ana Rosa, manipuladora!". Aunque el reportero ha intentado hacer caso omiso, la presentadora se ha quedado en silencio y ha levantado un pulgar.

La conductora ha preferido escuchar al manifestante y cuando este ha cesado, le ha respondido: "Pero si le estamos poniendo las pancartas. ¿Este señor de qué se queja? Yo lo entiendo, tienen derecho a la libertad de expresión", ha expresado.

Pero eso no es lo que más ha sorprendido a la audiencia. Ana Rosa Quintana ha dejado el programa para irse de vacaciones y en breve empezará el programa del verano.