La asturiana Lara Álvarez cierra con una sonrisa la última edición de Supervivientes. Cada año, la presentadora se muestra muy agradecida por disfrutar de la experiencia. Este año, a pesar de la polémica, también lo está. Sin embargo, muchos de sus fans critican el final del concurso. No ven bien que la ganadora sea Olga Moreno y juran no volver "a creer en los realities de la cadena" porque "siempre ganará quien ellos quieran".

Para Lara, la experiencia siempre vale la pena. "Hoy se terminan 4 meses de una nueva aventura de Supervivientes. Mucho trabajo y toda la pasión de más de 200 personas, delante y detrás de las cámaras. Gracias a todos y cada uno de los miembros de este INSUPERABLE equipo. Os admiro. Os echaré de menos. Por todas las aventuras que nos quedan por vivir. GRACIAS". Con estas palabras la asturiana ha puesto el broche final a esta etapa de su vida. Ella, feliz; sus fans, mosqueados. Reconocen que una de las mejores cosas del programa es la presencia de la presentadora, pero no están contentos con la ganadora de este año.

Se repiten los comentarios sobre cuáles eran los ganadores del público (cualquiera de los finalistas salvo Olga). "Le robaron el premio a Melissa", comentaban muchas persona. El descontento y los rumores sobre un tongo en el programa están empañando la recta final del formato. Sobre todo esta polémica ella no ha querido opinar. Se limita a destacar el trabajo que hay detrás y sentencio que "lo que ves es lo que hay".

Esta noche se emite el punto y final a toda esta historia con el especial "Ahora, Olga".