Los seguidores de Gianmarco saben perfectamente que el italiano tiene muy mal perder y que además, es una persona muy estratega en los concursos. Con tan solo 24 años ha estado en dos de los más fuertes de la televisión y lo cierto es que siempre ha conseguido ser protagonista indiscutible.

Aunque ha llegado a la final de 'Supervivientes 2021', el italiano no ha sido uno de los concursantes de los que más se haya hablado y es que no ha tenido mucha trama dentro del concurso, eso sí, se ha dejado la piel en cada una de las pruebas y ha demostrado la fortaleza física y mental que tiene.

Cuando se proclamó Olga Moreno como ganadora del concurso, lo cierto es que vimos al italiano poner una cara que fue muy criticada en redes sociales, asegurando muchos de los espectadores del programa que no le había sentado nada bien haber perdido el puesto de 'ganador'.

Hemos hablado con Gianmarco y nos ha explicado a que se debía su mala cara en el debate final: "Han pasado tantas cosas, pero es lo que hay y ya está". En cuanto a si ha terminado felicitando a Olga por su victoria, el superviviente guarda silencio: "Me tengo que ir, perdona". Evita hablar del sistema de votación de 'Supervivientes' que tanto han criticado en su familia: "Mira, me tengo que ir* lo siento mucho, chicos".

Tras el revuelo generado, el programa dio los resultados del televoto con el que Olga fue venciendo a sus contrincantes. El miércoles Olga obtuvo el 75,23% de los votos frente a los 24,77% de Tom. El viernes, en el primer televoto contra Lola, la ganadora venció con el 75,8% frente a los 24,2%. Posteriormente, Jordi comunicó que en el televoto entre Olga y Melyssa, Olga consiguió el 67,48% de votos ante los 32,52% de su compañera. La última votación, que se cuadriplicó respecto a la final de la edición anterior, Olga vencía a Gianmarco con el 61,17% de los votos.

Los resultados no convencieron a muchos espectadores en redes sociales y a varios concursantes en plató. Melyssa, por ejemplo, se quejó de que su línea aparecía como no disponible: "Si la gente no puede enviar mensajes pues es por algo. Mi madre intentó enviar mensajes y no pudo". Gianmarco hizo o propio: "Me ha dolido todas las personas que han intentado votar y no han podido. No pongo en duda el programa pero me ha dolido que un montón de seguidores no han podido votar".

Jordi González quiso despejar cualquier tipo de duda: "El día 23 hubo saturación de líneas por avalancha de participación. Y el problema fue técnicamente resuelto sin perjuicio de ninguno de los participantes". "Cuando hay saturación de llamadas, se bloquea el televoto para todo el mundo. No a unos sí y a otros no. ¿Habéis intentado enviar mensajes en Nochevieja? Pues eso sucedió en la final", aclaró el presentador mientras en redes se repetían los mensajes de "tongo".