La ausencia de Kiko Matamoros en 'Sálvame' este miércoles llamó mucho nuestra atención, puesto que todos esperábamos que el colaborador diese su opinión sobre el nuevo amor de su hija Anita, un empresario 16 años mayor que ella llamado Nacho Santandreu con el que se ha mostrado de lo más apasionada en las playas de Cádiz. Sin embargo, el ex de Makoke tenía un plan mejor que confesar qué le parece la vida amorosa de su benjamina, con quien no se habla desde hace un año y con quien la relación parece totalmente irreconciliable tras las últimas y feroces críticas del tertuliano a la madre de la influencer.

Y ahora él mismo se ha encargado de desvelar con quién y cómo pasó la tarde de este miércoles, algo de lo que Marta López nos había dado ciertas pistas horas antes a través de sus redes sociales... ¡Una divertida tarde de cine con el hijo de Laura Matamoros, Matías! Un plan familiar en el que no faltaron - como desveló la modelo compartiendo una imagen del momento - ni las palomitas, ni las patatas fritas ni los tequeños de queso y en el que disfrutaron con el pequeño de la casa de la película 'Peter Rabbit 2: The runaway'.

Algo que, el propio Kiko, ha definido como "algo parecido a la felicidad", desterrando su imagen de colaborador frío e implacable y mostrando así su faceta más familiar e íntima, derritiéndose por su único nieto por el momento, Matías que se ha convertido en una de sus personas favoritas y con quien intenta hacer planes siempre que su apretada agenda se lo permite, como en esta ocasión, en la que aparcando por unas horas las polémicas que le rodean para disfrutar de un plan que le ha devuelto la sonrisa en este complicado momento.