Ha sido una tarde dura en Sálvame. Kiko Matamoros ha arremetido muy duramente contra las Mellis, las miembros de club de fans de Isabel Pantoja que llevan meses colaborando en Sálvame. Pero nadie sabe lo que sucedió en plató. Matamoros le quitó la palabra a las Mellis y ellas se echaron a llorar. El desconcierto ante lo que sucedía fue tal que hasta Paz Padilla decidió dar paso a la publicidad sin saber que hacer.

Sálvame está en horas bajas. O al menos no tan bien como solía en el pasado. Sobre todo en su último tramo, el que compite con la emisión de Pasapalabra en Antena 3. El formato de la Fábrica de la Tele ha tenido que cancelar "quiero dinero", la entrevista a cambio de importantes cantidades de dinero que se hacía a última hora de la tarde y que trataba de mejorar la audiencia del Sálvame Tomate. Es importante señalar que la audiencia de este programa es importante porque es el que lleva que mucha gente se quede a ver el telediario de la noche, el de Pedro Piqueras, que también ha perdido el liderazgo a favor de Vicente Vallés.

Si por algo se ha caracterizado Sálvame a lo largo de estos años de emisión del programa más polémico de Telecinco ha sido por la nomina de sus colaboradores. Se trata de personajes del mundo del corazón que de una o de otra manera acaban acercando todos los temas al plató del formato de la Fábrica de la Tele para las tardes de Telecinco. Unos colaboradores que además nutren otros programas de la casa. No hay que olvidar, por ejemplo, que no es extraño que al menos un colaborador de esta factoría acabe pasando por Supervivientes y que así un programa “alimente” al otro.

Te puede interesar:

Sálvame comenzó hace más de una década en la parrilla de Telecinco y empezó siendo un mero comentario del programa Supervivientes. Pero luego evolucionó y triunfó tanto que hizo que viera la luz un nuevo modo de hacer televisión mostrando los pasillos o los platós. Un programa con un bajo presupuesto que casi siempre hablaba de las miserias que vivían y viven los que están dentro de la pequeña pantalla y que hacía que los famosos de toda la vida se equiparasen en miserias a la gente que los ve al otro lado.

De hecho tuvo tanto éxito que se hicieron varias versiones como Deluxe, la edición diaria o la de la cocina. Incluso se cambiaron los presentadores. Jorge Javier Vázquez era el presentador al principio pero luego tuvo que ser sustituido por otras como Carlota Corredera que también ha conseguido crear una personalidad propia en Mediaset.