¿La audiencia de Pasapalabra ve fantasmas donde no los hay o efectivamente hay una mano negra en el programa? Esa es la pregunta que se hace la audiencia del programa. Y es que no es la primera vez que los telespectadores afirman que hay ciertos favoritismos y que a algunos participantes se les ponen preguntas más sencillas.

Estas teorías conspiranoicas, que van y vienen, han regresado ahora. El contexto son los entretenidos duelos finales entre Sofía y Marco Antonio. La dirección del programa ha compartido un clip del último y emocionante reto entre los que se han convertido en sus dos concursantes gancho, y las críticas no se han hecho esperar.

"Ya se ha comentado más de una vez, las preguntas de Sofía son la mayoría mucho más fáciles", ha acusado una telespectadora. Su mensaje ha recibido diversos apoyos.

Pese a ello, la mayoría de mensajes son positivos. De apoyo a la labor de ambos, que cada día dejan un bonito y crudo duelo siempre dentro de la sana deportividad.

Tanto Sofía como Marco Antonio se han convertido en dignos sustitutos de Pablo Díaz, el hombre que logró el bote más grande de la televisión, 1,8 millones de euros, tras completar el rosco.

Pasapalabra lleva años siendo uno de los concursos más vistos y valorados de la televisión. Ya cuando hace años se estrenó en la pequeña pantalla en nuestro país de la mano de Antena 3 el formato consiguió grandes datos de audiencia. Tanto que Telecinco se fijó en el concurso y lo compró y empezó a emitir después de Sálvame y antes de su informativo de noche. Sin embargo una demanda de la productora que tiene los derechos de emisión de este formato a nivel internacional hizo que la principal cadena de Mediaset tuviera que dejar de emitir Pasapalabra hace varios meses. El concurso salió a “concurso” nunca mejor dicho y fue Atresmedia la que se hizo con los derechos.

La jugada le salió bien a Antena 3 por dos razones: la primera porque gracias a este programa puede presumir de haber hecho récords de audiencia (de hecho en el mes de enero estuvo a punto de ganarle la batalla a Telecinco de audiencia después de casi dos años de reinado de Mediaset). Pero la importancia de Pasapalabra va más allá Y es que el concurso se emite apenas unos minutos antes del informativo de la noche. Y todas las cadenas quieren liderazgo de audiencia en esa franja para poder presumir de que sus informativos son los más vistos.