La de ayer fue una gala que ya venía marcada por la polémica Isabel Rábago logró salvarse de la expulsión. Este lunes, Lara Álvarez se vio obligada a hacer un inciso durante la emisión de 'Secret Story: última hora' para dar explicaciones por un error que ha dado mucho que hablar en redes sociales. El pasado domingo, en la gala 'La noche de los secretos', el programa de Telecinco mostró en pantalla los porcentajes ciegos de Adara, Lucía e Isabel, candidatas a la expulsión del jueves. 

Sin embargo, la suma de las tres cifras (58,7%, 33,9% y 4,4%) no alcanzaba el 100%, sino que se quedaba en un 97%. Los seguidores más acérrimos no dejaron pasar por alto este detalle y se desató una oleada de acusaciones de tongo hacia el formato producido por Zeppelin. 

Para zanjar las críticas, Lara quiso dejar claro anoche que el programa no interfiere de ninguna manera en los votos emitidos por el público. "Antes de continuar, me gustaría hacer una aclaración importantísima", comenzó diciendo a la vuelta de una publicidad. 

"Los porcentajes eran los correctos pero la transcripción no lo fue. Fue un error humano", afirmó la presentadora antes de mostrar los datos actualizados: 60,5%, 35,3% y 4,3%. Una de las tres se salvará esta noche en 'Secret Story: cuenta atrás', mientras que las dos restantes se enfrentarán el jueves a la expulsión. "Menudo tongo", se quejaban los usuarios en la redes sociales por lo ocurrido.

Pese a ello, la noche promete ser emocionante, aunque el público parece no estar muy contento con una de las presentadoras del plató. Se trata de María jesús Ruiz, una de las encargadas de contar todo lo que está pasando. "Ufff no soporto a esta mujer!!!! ", "dios que pesada la tipa esta, es una impresentable no se como la lleváis", se quejaban varios usuarios.