En el mejor momento de su vida a nivel personal y profesional, Kiki Morente termina el año de la mejor forma posible, trabajando. En esta ocasión el cantaor flamenco se subió de nuevo al escenario de la sala Florica Park en la capital madrileña junto a rostros conocidos de la talla de La Mari de Chambao o su heramana Estrella Morente.Aunque tanto el artista como Sara Carbonero están disfrutando de su historia de amor entre continuos rumores e intentando aljarse del foco mediático, Kiki ha confesado cuál es su deseo para el próximo año 2022 que está a punto de comenzar: "Amor y alegría para todo el mundo. Mucha paz, mucho amor, mucha alegría para mí y para todos vosotros". Al igual que la mayoría de los españoles, Kiki espera que el próximo año sea mucho mejor que el que estamos a punto de finalizar: "Esperemos que el 2022 sera mejor que este".Mientras que su relación con la periodista se consolida cada día, Kiki no ha disfrutado de la Navidad junto a Sara y es que reconoce que son unos días para pasarlos en familia: "Con mucho cuidado con esto del Covid, una Navidad en familia, gracias a Dios". Siempre muy tímido en las entrevistas frente a los medios, Kiki prefirió no hablar de su relación con Sara Carbonero ya que cuando le preguntamos por el amor, el artista respondió con el silencio.

Convertida en una de las mujeres más seguidas del panorama nacional, Sara Carbonero está viviendo un momento muy dulce en su vida al lado de Kiki Morente con el que prefiere no mostrarse en público manteniendo así su historia de amor en la más estricta intimidad. En esta ocasión Sara aprovechó la jornada para realizar las últimas compras antes de los Reyes Magos.

Esta vez en solitario, Sara paseó por la milla de oro madrileña entrando en varias tiendas de las que salió cargada con varias bolsas. A las puertas de las Navidades, Sara se ha acordado de sus familiares y amigos más cercanos con los que seguramente tendrá un detalle y es que, a juzgar por la cantidad de bolsas que llevaba, habrá regalos para todos.

A lo largo de la jornada Sara también sacó tiempo para ella ya que pasó varias horas en uno de los salones de belleza más exclusivos de la ciudad donde se hizo un retoque en las pestañas poniéndolas a punto para las Navidades. Siempre muy pendiente de las tendencias de moda, Sara eligió para la ocasión un look de lo más apropiado para la ocasión con pantalón vaquero de campana, maxi abrigo en negro y complementos en beige.

Aunque Kiki Morente nos confesara este domingo que la periodista no ha cenado con él en Navidad, seguramente se reunirá con él a lo largo de estos días y con el padre de sus hijos, Iker Casillas, con el que sigue manteniendo una relación maravillosa por el bien de los dos hijos que tienen en común, cenaría el pasado 2.