María Patiño es uno de los rostros conocidos de Mediaset que más vemos en pantalla y es que entre su trabajo como colaboradora en 'Sálvame Diario' entre semana y como presentadora el fin de semana en 'Socialité' y 'Sábado Deluxe' lo cierto es que es poco el tiempo que tiene para dedicárselo a su familia y seres queridos, pero ella lo saca.

Esta Navidad, ha querido mandar un mensaje a todos los seguidores del programa emulando el discurso del Rey. Unas palabras en las que ha analizado la crónica rosa actual y donde no podía faltar la crisis de Cantora entre Kiko Rivera, Isabel Pantoja y demás familia, las peleas entre las Campos y las idas y venidas de Terelu y Carmen Borrego y, por supuesto, el documental de Rocío Carrasco.

En este punto, María Patiño, que siempre se ha caracterizado por no tener pelos en la lengua, ha enviado un duro dardo a Antonio David. "Socialiteros, el régimen totalitario de Antonio David ha muerto. La inclusión del partido carrasquista en nuestro panorama mediático nos ha motivado a seguir luchando por una nueva democracia para que la verdad tenga el lugar que merece. Como veis, el 2021 nos ha obligado a reescribir las bases de nuestra prensa, pero hay algo que no ha cambiado, yo misma, que pretendo seguir ocupando este trono para servir a los socialeitros con total entrega y compromiso.

Pese a analizar la vida privada de los demás, la presentadora se muestra muy celosa de compartir su vida en pareja, tal y cómo se ha visto en Socialité. María Patiño da paso a una última hora y se produce lo inesperado. Una de las redactoras avanza que ‘Socialité’ tiene una comprometidas imágenes que no van a gustar nada a la presentadora y que tienen que ver con su novio, al cual han pillado junto a otra mujer “en actitud cariñosa”. El enfado de Patiño no se hace esperar. “¿Por qué nadie me ha comunicado nada?

Tu compañerismo es maravilloso porque podrías haberte saltado a la dirección y decirme que esto iba a salir en directo. Mira, ¿sabéis lo que os digo? Que vas a presentar el programa tú y David, el director” y, acto seguido, se ha quitado el micrófono y abandonado el set en pleno directo, dejando a la redactora sin palabras y teniendo que hacer una pausa para a publicidad. "Estoy muy relajada pero ya sé con quién trabajo", visiblemente enfadada