Centrado en su carrera musical e intentando mantenerse alejado de la polémica en la que se ha visto envuelto en los últimos tiempos, Kiko Rivera acaba de sufrir un contratiempo de salud que ha paralizado, temporalmente, la grabación de su nuevo videoclip. Un nuevo ataque agudo de gota que le obligará a usar una muleta durante unos días para poder desplazarse, ya que es tal el dolor en el pie que no puede ni apoyarlo.

Kiko Rivera.

Kiko Rivera. Instagram

Un episodio que parece más serio y doloroso que el último que padeció el hijo de Isabel Pantoja, en Navidad, cuando estuvo varios días sin salir de su casa por esta enfermedad que ya le obligó a abandonar 'Supervivientes' en el año 2011. Sin embargo, Kiko se lo toma con humor y, pese a las intensas molestias que le produce la gota ha bromeado sobre el asunto en Instagram, desvelando que una muleta será su "amiga" en los próximos días por el ataque agudo que acaba de sufrir y que le ha obligado a bajar el ritmo durante unos días.

Además, y agradeciéndole su apoyo en estos complicados momentos, el DJ ha declarado su amor por Irene Rosales públicamente una vez más. "Sin duda una de las mejores cosas que me paso en la vida fue conocerte", ha confesado Kiko con una imagen de ambos de la mano por la calle. "Te amo por encima de todo", respondía Irene, demostrando que están atravesando por uno de los momentos más dulces de su relación.

Una declaración de amor que llega dos semanas después de que Kiko dejase claro, con una contundente publicación en redes sociales, que su familia son solo Irene y sus hijos, y que no quiere saber nada de su madre, ni de su hermana Isa.

Sin ningún tipo de relación con Isabel Pantoja desde su 'amago de reconciliación' tras la muerte de doña Ana después de un año enfrentados, Kiko guarda silencio después de que diferentes medios de comunicación hayan publicado que la tonadillera habría echado a su hermano Agustín de Cantora.