España se enfrenta en Eurovisión 2022 a su 61ª participación. Desde su debut en el año 1961 hasta la actualidad,  fue triunfadora en un par de ocasiones y en cinco estuvo a la cola. En las ediciones de 1962 con Víctor Balaguer, 1965 con Conchita Bautista , en 1983 de la mano de Remedios Amaya, 1999 con Lidia y en 2017 con Manel Navarro, se situó en ultima posición recibiendo 0 puntos en tres de ellas.

1.      Víctor Balaguer (1962). La ciudad de Luxemburgo acogió en 1962 un festival en el que España no tuvo mucha suerte. Por aquel entonces, los jurados nacionales integrados por diez miembros, daban 3, 2 y 1 punto respectivamente a sus representaciones preferidas, y varios países se quedaron sin un solo voto. España fue uno de ellos . “0 points” para el ya fallecido Víctor Balaguer y su “Llámame”.  

2.      Conchita Bautista (1965). Tres años más tarde, en 1965, España volvía a colocarse a la cola de las puntuaciones con 0 puntos. Junto a ella, Alemania Federal, Finlandia y Bélgica también se quedaban sin un solo voto. Mal trago para Conchita Bautista, la representante española que acudía por segunda vez al festival y que en esta ocasión lo hizo con un alegre medio tiempo: “Qué bueno, que bueno”. No hubo suerte.

3.      Remedios Amaya (1983). Otra de las últimas posiciones para España (sin duda la más recordada), fue la protagonizada por Remedios Amaya en Munich, en el año 1983. La sevillana salió a escena descalza y pisando fuerte interpretó “Alguien maneja mi barca”. El tema, con reminiscencias de flamenco, no tuvo buena acogida entre el jurado. “Spain, zero points”.

4.      Lidia (1999). Debido a la gran afluencia de público LGTB vinculado al festival, la diseñadora Agatha Ruiz de la Prada decidió inspirarse en la bandera arcoíris a la hora de diseñar el traje que la cantante Lidia luciría en Jerusalem, en la edición de 1999. Colorido no falto, aún así, la balada “No quiero escuchar”, ocupó el último puesto con tan solo 1 punto en su marcador.

5.      Manel Navarro (2017). Pero el caso más reciente fue en 2017, en Ucrania. El protagonista fue Manel Navarro. El catalán ya había tenido polémica en la selección nacional de Televisión Española al considerar parte del publico que se trataba de una victoria injusta y amañada. Ya en el festival, en pleno estribillo, el cantante Gritaba “Do it for your lover”, a la vez que la voz le jugaba una mala pasada precipitándose con un “gallo”. No se sabe si fue por el desafine o no, pero España volvió a quedar por la cola con 5 puntos.