Es el reality por el que apostó Telecinco para sustituir a Gran Hermano (la mecánica es la misma) pero los resultados no acompañaron. "La casa de los secretos" es un "reality" que funciona de la siguiente manera: los concursantes son confinados en una casa llamada "La casa de los secretos" sin el más mínimo contacto con el mundo exterior. Cada uno tiene que guardar un secreto mientras trata de descubrir los del resto de participantes. Por supuesto, la vivienda está plagada de cámaras para que la audiencia pueda seguir al más mínimo detalle el desarrollo del programa.

Tras una primera edición repleta de rostros conocidos que tuvo unos datos de audiencia aceptables, la segunda edición protagonizada por rostros anónimos no ha conseguido conquistar al público. El programa ase hunde gala tras gala y ya encadena varios domingo encadenando los datos de audiencia más bajos que ha registrado hasta el momento. En su última entrega tuvo un más que olvidable 10.2%., siendo superado por sus competidores directos.

Pese a todo, la primera edición de 'Secret Story' con anónimos ya tiene a sus cinco finalistas. Adrián, Carlos, Cora, Marta y Rafa lucharán por ganar el reality de Telecinco y llevarse el premio de 150.000 euros en su gran final después de que Colchero y Sara fuesen expulsados por la audiencia.

La última gala ha sido un leve respiro para el programa de Telecinco, que ha mejorado levemente su audiencia, marcando un 11,6% frebnte al 11,1% de El Peliculón y el 9,5% de Cuéntame. el espacio cambió su mecánica para tratar de captar espectadores: los cuatro concursantes que recibieran más puntos de sus compañeros se enfrentaban a una segunda e insospechada expulsión, que se resolvió a través de una votación exprés. Asimismo, a lo largo de la noche se produjo también el desenlace del juego de los secretos.. Además, los dos expulsados de la noche dejaron en herencia a sus compañeros sus esferas. En ese instante quedó configurado el reparto definitivo entre los cinco finalistas, de modo que uno de ellos porta la esfera premiada con los 50.000 euros y cuya identidad se va a dar a conocer próximamente.

Secret Story continúa su recta final tratando de salvar la audiencia y no hundirse definitivamente, por lo que Carlos Sobera anunció varias sorpresas de cara al final. Por un lado, habrá una gala especial presentada por Carlos Sobera y no por Toñi Moreno, que es la encargada de ponerse al frente del programa los domingos.

Sobera también lanzó un cebo amoroso para captar a la audiencia de cara a Carmen y un vídeo de Rafa. Tengo que contarte una cosa, pero la sabrás el domingo”.

Todo apunta que el final de la edición, después de la gran gala tendrá lugar la semana que viene.