Will Smith se ha convertido en el gran protagonista de la última edición de los premios Oscar, pero no por haber logrado la codiciada estatuilla a mejor actor protagonista por 'El método Williams', sino por el puñetazo que propinó en mitad de la gala al humorista Chris Rock después de que éste hiciese una broma sobre su mujer, Jada Pinkett-Smith.

Rock comparó a la esposa del intérprete con la Teniente O'Neil - personaje interpretado por Demi Moore en la película de Ridley Scott - por la cabeza completamente rapada de ambas, una broma que no hizo ni pizca de gracia a Will Smith que, furioso, no dudó en subir al escenario para agredir con un tremendo bofetón al humorista.

Son muchos los rostros conocidos de prácticamente todo el mundo que se han pronunciado a favor en contra del actitud del actor durante la ceremonia de los Oscar. Una de las voces más críticas que acaba de salir a la luz con una confesión ha sido la de Fabiola Martínez, ex de Bertín Osborne, quién ha hecho toda una revelación en su Intsagram: "A propósito de lo que ha pasado en los Oscar, tengo que decir que la #alopecia es una afectación que podemos padecer tanto hombres como mujeres. Y que es una vergüenza que alguien pueda mofarse de otra persona por este motivo. Yo llevo años aplicándome un tratamiento para controlar la caída. Existen diversos motivos; cambios hormonales (menopuasia), emocionales (estrés, ansiedad), biológicos o incluso hereditarios, pero en todos ellos con una atención adecuada en los inicios se puede conseguir muy buenos resultados. Si es tu caso no sientas temor o vergüenza, busca ayuda profesional. Yo me he puesto en manos de @gbojanini_es con la @dra.anayafernandez y estoy muy satisfecha con los resultados. #noespublicidad es una recomendación con cariño y respeto por las personas a las que pueda ayudar mi experiencia."

Cristina Cifuentes también ha contestado a Fabiola con un duro relato: "Hace 8 años tuve un gravísimo accidente y, a consecuencia del estrés post traumático y una larga estancia en la UCI, el pelo se me caía a puñados. La ventaja de haber estado al borde de la muerte es que sobrevivir se convierte en la única prioridad y todo lo demás pasa a ser accesorio. En cualquier caso, en esas circunstancias es fundamental no agobiarse (porque el problema empeora) y ponerse en manos de un buen dermatólogo", ha escrito.

¿Por qué Will Smith reaccionó de una manera tan agresiva y, lo más importante, por qué no se disculpó por su comportamiento poco después, cuando subió a recoger su primer Oscar, limitándose a decir que esperaba que la Academia de Hollywood volviese a invitarlo a los premios?

Pese a que el ganador de la estatuilla a mejor actor guarda silencio, en las últimas horas se ha convertido en el tema más comentado de la 94º edición de los Oscar y por fin conocemos el por qué de la desmedida reacción de Smith. Y es que su mujer, Jada Pinkett, sufre de alopecia, una enfermedad autoinmune que provoca la caída del cabello.

Con el fin de evitar especulaciones era la propia actriz la que desvelaba su problema de salud el pasado mes de diciembre, desprendiéndose del pañuelo en la cabeza que la había acompañado en los últimos actos a los que había acudido, normalizando su calvicie y explicando que había decidido raparse por los problemas de alopecie que sufre desde hace años.

De ahí que la broma - de mal gusto para muchos - de Chris Rock sobre la cabeza rapada de Jada Pinkett sentase tan mal a Will Smith, que por el momento no ha pedido perdón públicamente al humorista, a la Academia y al público por una agresión que en ningún caso es justificable.