Marta Riesco ha tocado fondo. Los acontecimientos de los últimos días han sido demasiado para ella y, superada mental y anímicamente, ha tomado una decisión radical: alejarse temporalmente del foco mediático para recuperar la fuerza perdida tras su comentadísima ruptura con Antonio David Flores.

"Necesito evadirme de todo* de tanta crítica, de tanta exposición, de tantas provocaciones, de tantos y tantos comentarios negativos de gente que no me conoce" ha anunciado derrotada la reportera en sus redes sociales, minutos después de abandonar las instalaciones de Mediaset incapaz de continuar con su trabajo en 'El programa de Ana Rosa', donde se esperaba que hoy volviese a hablar del fin de su noviazgo con el ex de Olga Moreno.

Destrozada, Marta ha confesado que lo que necesita en estos durísimos momentos es "respirar y comprobar que sigue habiendo luz a pesar de que el túnel se vuelve más oscuro por segundos". "Necesito unos días para encontrarme y para refugiarme en los míos" ha admitido, revelando así que va a alejarse del foco mediático para intentar recuperarse y volver a ser la de siempre, apostando así por su "salud mental".

"Soy valiente, fuerte y lo he dado todo por la razón más maravillosa y poderosa que existe, el amor. Volveré con la misma luz y con la misma alegría que me caracteriza, eso es lo prometo" ha añadido, dejando claro que "no tengo miedo, sino que solo he perdido un poco de fuerza y muchas ganas". "Me voy a recuperarlas. En nada estoy de vuelta" ha finalizado, agradeciendo el apoyo de los que sí "han estado" y dando un consejo a sus seguidores: "Elegid la salud mental por encima de todo y de todo".

Marta Riesco toca fondo y deja la televisión: estos son los motivos

Marta Riesco toca fondo y deja la televisión: estos son los motivos Europa Press

Sin duda, una decisión radical motivada por su sobreexposición mediática desde que el pasado viernes rompió en directo su relación con Antonio David después de que el padre de Rocío Flores decidiese no acudir a su cumpleaños a última hora sin darle ningún tipo de explicación.

Desde entonces, un sinfín de especulaciones acerca de los motivos de la ruptura que han acabado con una Marta completamente destrozada tomando la decisión que nunca le hubiese gustado: aparcar momentaneamente su profesión - lo más importante para la periodista, como ha explicado en numerosas ocasiones desde que salió a la luz su relación con Antonio David - y centrarse en su salud mental, muy tocada después de ver cómo se desmoronaba ante sus ojos el sueño de ser feliz al lado del excolaborador.

Pero si todo eso fuera poco para la presentadora, Sálvame ha lanzado un bombazo que terminaría de estropear las cosas. Lo ha revelado Kiko Hernández. Hace unos días Olga Moreno y Rocío Flores se sometieron a una operación estética. La primera en salir de quirófano fue Olga, ya que Rocío tuvo muy mal postoperatorio. Antonio David Flores estuvo presente una vez que su hija y su expareja salieron de quirófano: "Estuvo muy pendiente de Olga, los dos estaban muy cariñosos", asegura Kiko.

Por su parte, Belén Esteban ha querido añadir: "Antonio David y Olga se dieron un pico cuando él llegó a la clínica, fue él quien le dio el beso". 

Además, Kiko añade: "Estuvieron muy cómplices los dos. Antonio David quería quedarse a dormir con las dos en la clínica".