Sálvame es uno de los programas más longevos de la historia de Telecinco. Empezó siendo un contenedor en el que hablar de Supervivientes pero la buena acogida por parte del público hizo que fuera ganando cada vez más presencia hasta convertirse en un formato diario del que no solo han salido varios programas especiales como los viernes Deluxe o las cenas de famosos sino que también ha sido una gran cantera para los realitys de la cadena. Los colaboradores son tan conocidos (muchos de ellos por su experiencia a lo largo de los años en diferentes cadenas de televisión y programas del corazón tanto en Mediaset como en Atresmedia) que los espectadores casi los consideran como de la familia. Y por eso se preocupan por su estado de salud.

Uno de los más conocidos, Gustavo González, lo pasó mal cuando empezó a colaborar con el magacine de las tardes de La Fábrica de la Tele. No en vano fue cuando rompió su matrimonio. Ahora los espectadores siguen pendientes de su trabajo y hoy han visto con sorpresa como el periodista anunciaba que va a tener que pasar por el quirófano para acabar con una dolencia que tal y como informaba Telecinco en su web "se ha ido agravando en los últimos meses". Su mujer María Lapiedra mostraba su apoyo en el duro momento en el que el colaborador va a tener que ingresar para operarse de su presbicia. No es, como ya pasó en otras ocasiones que pasó por el quirófano para operaciones de cirugía estética.

Guerra abierta en Telecinco: Una colaboradora de Viva la Vida estalla contra Sálvame y amenaza al programa

Guerra abierta en Telecinco: Una colaboradora de Viva la Vida estalla contra Sálvame y amenaza al programa Instagram

De hecho Sálvame ha logrado que se hable de sus contertulios y colaboradores no solo en el propio programa sino en todos los formatos de Telecinco desde los que se emiten de lunes a viernes a los que lo hacen solo los fines de semana.

Es un programa, además, que ha sabido reinventarse con sus diferentes versiones. La última estrategia para ganar público ha sido la de ganar audiencia con dos de las bazas más importantes que tiene el canal: presentadoras como María Patiño o Terelu Campos que desde hace varios meses se emiten a primera hora de la tarde como avance de los contenidos que va a tener el programa después.

Sin embargo la audiencia en los últimos meses no ha seguido a el éxito que se esperaba en el canal. De hecho además del Lemon Tea se han estrenado otros formatos como el Sálvame Tomate para el que se guardaban las mejores exclusivas del programa y que levantó un poco las audiencias que luego heredó Sonsoles Ónega en su nuevo Ya son las Ocho, otro formato similar al de Ana Rosa Quintana que también pretendía ganar las tardes de la cadena en clara competencia a los concursos que se emiten en otros canales rivales a la misma hora y que dan pie a los informativos de la noche.