Semana de emociones fuertes en el plató de Pasapalabra en Antena 3. Ni Roberto Leal pudo contenerse. El programa del pasado jueves fue de conmoción para la audiencia de "Pasapalabra". La "Silla azul", en el inicio del concurso, mandó para casa a Jaime Conde tras 102 episodios. Aunque triste, el onubense, eso sí, no es va con una mano delante y otra detrás, sino que se lleva un suculento premio: 70.800 euros. Pero, ¿cuánto de ese montante se queda Hacienda?

No es la primera vez que nos sorprendemos al ver cuánto dinero de un premio gordo se queda el fisco. Mismamente, en "Pasapalabra", donde se ha entregado el premio más alto jamás dado en la televisión en España. Fue el año pasado y el agraciado resultó ser Pablo Díaz, que se embolsó 1.828.000 eurosAunque resulta una cifra realmente alta, ese no fue el dinero que finalmente se llevó el tinerfeño.

Si bien, el caso de Jaime es distinto. El ya exconcursante de "Pasapalabra" acumuló 70.800 euros durante su estancia en el programa. Fueron 102 programas. Ahora, lo que muchos se preguntan es si ese dinero irá a parar directamente a su bolsillo o tendrá que hacer un "peaje" en Hacienda.

Efectivamente, las arcas públicas se llevarán un puñado del premio de Jaime. Más concretamente un 22,5%, que en este caso asciende a 15.930 euros, por lo que el andaluz se embolsará finalmente la nada desdeñable cifra de 54.870.

Eso sí, en su próxima declaración a Hacienda, Jaime deberá registrar estos ingresos por los que tendrá que pagar su correspondiente cuota de IRPF.

La marcha de Jaime supuso un duro golpe también para Orestes, su eterno rival, que no pudo dejar de llorar durante su despedida como muestra el vídeo que ha difundido el propio programa a través de las redes sociales.

A nosotros también se nos cae la lágrima con este momento. 😭 Los vínculos que se crean entre los concursantes sacan lo...

Posted by Pasapalabra on Thursday, March 31, 2022

Elías Álvarez, el asturiano que dio un giro a "Pasapalabra"

Tras 102 programas se rompió el binomio Jaime-Orestes en "Pasapalabra". El "culpable" se llama Elías Álvarez. Es asturiano y lleva 30 años residiendo en el Puerto de Santa María (Cádiz). Eso sí, cuando el presentador, Roberto Leal, le dijo que tenía más acento andaluz que asturiano, no dudó en protestar: "Por los cojones".

La marcha de Jaime fue todo un shock para la audiencia. Lo había advertido la dirección del programa a través de sus redes sociales, diciendo que esta semana iba a suceder algo histórico. Todos pensaban que uno de los aspirantes se llevaría el bote. Pero la sorpresa fue negativa. Al menos para los seguidores de Jaime, que tuvieron que ver cómo el concursante abandonaba el programa tras 102 capítulos.

Orestes, su contrincante y amigo, fue uno de los más afectados. Rompió a llorar al despedirle y no dudó en dedicarle unas cariñosas palabras. "Estoy destrozado por no poder alcanzar uno de los dos el bote y no compartir rutina con él. Aunque parezca serio, tiene mucho cariño de fondo", dijo del que había sido su contrincante durante 102 programas.

Elías Álvarez es asturiano, aunque lleva 30 años residiendo en el Puerto de Santa María. Es ingeniero naval y se reconoce un amante de los barcos y un fanático del golf. También se define como una persona muy competitiva.

Al inicio del programa reconoció estar en "shock" y "emocionado" tras conseguir la histórica eliminación. "Estás aquí por derecho propio", le recalcó Roberto Leal. Desde luego, los nervios no le jugaron una mala pasada. Elías Álvarez finiquitó el rosco con 22 aciertos y sin fallos, quedándose a tres palabras del bote. Su contrincante, Orestes, hizo 21 aciertos y un fallo, por lo que le tocará sentarse en la "Silla azul" en el episodio de hoy.